Europa respira un poco más aliviada. Tras una campaña tensa y meses en los que el líder islamófobo Geert Wilders lideraba todas las encuestas durante enero y febrero, Holanda ha parado los pies al auge de la ultraderecha. A pesar de que, según los sondeos a pie de urna, el Partido de la Libertad (PVV) ha mejorado ligeramente con respecto a los comicios del 2012 y ha obtenido 12.7% de los votos, los resultados son peores que sus expectativas. Después de ver qué ha pasado con el Brexit y la victoria de Donald Trump, los holandeses han dicho basta al camino del mal populismo , ha celebrado el primer ministro, el liberalconservador Mark Rutte, exultante ante sus seguidores.

Al cierre de la edición, y según los resultados parciales compilados por la agencia de prensa holandesa ANP basados en 54.8% de los votos, el PVV de Mark Rutte contaría con 32 escaños de los 150 de la cámara baja del parlamento holandés.

Perdería así nueve diputados respecto de las elecciones del 2012, pero quedaría netamente por delante del PVV del ultraderechista Wilders, que sólo habría subido de cuatro diputados hasta 19.

Asegurando que se trataba de un éxito, Wilders afirmó por la noche que estaba dispuesto a gobernar si era posible en coalición, si bien las principales formaciones ya han descartado colaborar con él.

Si eso no funciona (...) apoyaremos al gobierno en todo lo necesario en los temas importantes para nosotros , agregó.

Los resultados tranquilizaron a Europa y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, celebró una votación por Europa, contra los extremistas , mientras que el presidente francés, François Hollande, celebró una neta victoria contra el extremismo .

Me alegro de proseguir con una buena colaboración como amigos, vecinos europeos’ , indicó la canciller alemana, Angela Merkel, citada en Twitter por su vocero, Steffen Seibert.

Negociaciones

Los democratacristianos del CDA y los progresistas de D66 habrían obtenido 19 escaños, respectivamente, mientras que los laboristas del PvdA, socios de la coalición saliente, habrían registrado una derrota histórica pasando de 38 diputados a nueve.

Los ecologistas de GroenLinks, conducido por el carismático Jesse Klaver, habrían cuadriplicado sus resultados, hasta conseguir 15 escaños.

Los holandeses se enorgullecen del consenso político y en general los partidos suelen tomarse como promedio tres meses para fraguar la coalición gobernante, en un escenario político fragmentado.

Los democratacristanos del CDA y los progresistas del D66 son socios naturales de los liberales pero esta posibilidad necesitaría de otro partido más para alcanzar la mayoría de 76 escaños.

Las miradas están puestas en los cristianos (CU, seis escaños) y los protestantes rigoristas del SGP (tres escaños) aunque los ecologistas también podrían jugar un papel importante.

La votación estuvo marcada por una participación masiva: 81% de los 12.9 millones de electores acudieron a las urnas.

Participación récord: 82%

El genio no volverá a su lámpara : Geert Wilders

Los holandeses se movilizaron este miércoles para elegir un nuevo parlamento en unos comicios que midieron el auge del populismo en Europa, tras un final de campaña agitado por la crisis diplomática con Turquía.

Bajo un sol primaveral, cerca de un tercio de los 12.9 millones de electores habían acudido a las urnas poco antes de las 14 horas. En el 2012 lo habían hecho 27% a esa hora. Más tarde se sabría que la participación final rebasó las expectativas: 82%. En el 2012 votó 75.3 por ciento.

Los colegios electorales cerrarán a las 8 de la noche, y en ese momento comenzaron a brotar números de sondeos a pie de urna.

Después del Brexit en el Reino Unido y la elección de Donald Trump en Estados Unidos, las elecciones holandesas se consideran un indicio de lo que podría avecinarse en las presidenciales de Francia, en abril y mayo, y en las legislativas de Alemania, hacia fin de año.

La campaña estuvo dominada por el enfrentamiento entre Mark Rutte y Geert Wilders.

Wilders votó en una escuela de las afueras de La Haya, ante numerosos periodistas. Sea cual sea el resultado de las elecciones hoy, el genio no volverá a su lámpara y esta revolución patriótica seguirá , afirmó.

Creo que los acontecimientos en Estados Unidos y, quizás en otros países europeos, demuestran que la gente normal quiere ser de nuevo soberana en sus países , agregó.

Al otro lado de la ciudad, Rutte también votó y habló brevemente con unos estudiantes que, gritando su nombre, prometían votar un día por usted .

Esta elección es crucial para Holanda , declaró a la prensa. Es la oportunidad para una democracia como la nuestra de poner fin al efecto dominó del mal populismo .

Les va a sorprender pero algunas personas votan por el PVV explicó un elector de origen surinamí. No soportan a Geert Wilders pero están hartos de la criminalidad, sobre todo de los jóvenes explicó.

Las elecciones han sido las más mediáticas y tensas que se recuerdan en los Países Bajos. Eso también se ha traducido en una mayor movilización ciudadana que ha obligado a grandes ciudades como Utrecht, La Haya o Rotterdam a cerrar los colegios a las 11 de la noche.