Franja de Gaza. El grupo extremista islámico Hamás desfiló el domingo con cohetes y otras armas pesadas durante una manifestación para conmemorar el aniversario 27 de su fundación.

Varios miles de personas asistieron a las actividades en la Ciudad de Gaza, pero fueron menos que en aniversarios anteriores de Hamás.

Los líderes del grupo presidieron el desfile desde un escenario, entre ellos el ex primer ministro de Gaza, Ismail Haniyeh alzó un fusil militar e hizo la señal de la victoria. La marcha del domingo ocurrió tres meses y medio tras el final de una guerra de 50 días entre Israel y Hamás, el tercer enfrentamiento sangriento entre las dos partes desde finales del 2008 y que tuvo un saldo de 2,200 palestinos 72 israelíes muertos.

Aunque tanto Israel como Hamás declararon victoria, la guerra no solucionó el conflicto subyacente que contribuyó a la guerra de este verano.

Con el desfile militar del domingo, Hamás pareció enviar un mensaje tanto a Israel como a los vecinos de Gaza de que otra guerra es una opción.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se preparaba para una batalla diplomática con Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Palestina, quien trata que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe resoluciones sobre las fronteras de Israel y su trato a los palestinos. Respaldada por Abás fija noviembre del 2016 como la fecha tope para que Israel ponga fin a la ocupación de tierras solicitadas para un Estado palestino.