Enfrentamientos entre manifestantes antiglobalización y las fuerzas del orden dejaron 76 policías heridos este jueves en vísperas de la cumbre del G20 en Hamburgo y de la primera reunión cara a cara entre Donald Trump y Vladimir Putin.

La policía dispersó con gases y cañones de agua a miles de manifestantes antiglobalización que se volcaron a las calles de Hamburgo.

La policía decidió cargar contra la marcha de más de 10,000 personas, entre ellas muchas vestidas de negro y con pasamontañas, que lanzaron piedras, botellas y petardos contra los agentes.

Convocada con el lema Welcome to Hell ( Bienvenidos al infierno ), la marcha fue detenida por la policía cuando intentaba acercarse al centro de convenciones donde se celebrará la cumbre.

Durante los enfrentamientos se lanzaron piedras, botellas y petardos contra la policía, en protestas convocadas por la autodenominada alianza autónoma y anticapitalista .

La marcha la encabezaba una gran pancarta que pedía pulverizar el G20 ( Smash G20 ). Para mañana está prevista otra gran manifestación convocada por grupos de extrema izquierda.

Las autoridades han desplegado en Hamburgo cerca de 20,000 policías venidos de toda Alemania como medida antiterrorista y para evitar la violencia de las cerca de 30 marchas convocadas.

Los incidentes continuaban pasada la medianoche en distintos puntos de la ciudad portuaria y miles de manifestantes seguían marchando bajo escolta policial.

El Estado policiaco hace todo lo posible para privarnos del derecho a manifestar , dijo Georg Ismail, un militante de extrema izquierda presente en el lugar. Las guerras, el cambio climático y la explotación son el resultado del sistema capitalista que representa el G20 , agregó.

Prohibidos los drones

Hamburgo recordó a vecinos y visitantes a través de Twitter que durante la cumbre del Grupo de los 20 la aviación recreativa estará estrictamente prohibida. La policía sí usa drones aéreos y subacuáticos para vigilar las protestas.