Francia manifestó este sábado su "firme desaprobación" y llamó al "respeto a la memoria de las víctimas", después de que el presidente estadounidense Donald Trump utilizara los atentados de 2015 en París para defender el derecho a portar armas.

"Francia expresa su firme desaprobación a las declaraciones del presidente Trump respecto a los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París y pide respeto a la memoria de las víctimas", declaró la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Agnès von der Mühll, en un comunicado.

En un discurso el viernes ante la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el poderoso grupo de presión estadounidense a favor de las armas, Donald Trump declaró que si alguna de las víctimas de los ataques de París hubiera estado armada, las masacres hubieran podido ser evitadas.

"Fueron brutalmente asesinadas por un pequeño grupo de terroristas que tenían armas. Se tomaron su tiempo y los mataron uno por uno. '¡Bum!, ven aquí', '¡bum!, ven acá...'", dijo el presidente estadounidense, haciendo con la mano el gesto de un yihadista disparando con una pistola contra las víctimas.

"Pero, si un empleado, incluso un cliente hubiera tenido un arma, o si uno de ustedes entre los asistentes hubiera tenido un arma apuntando hacia la dirección opuesta, los terroristas habrían huido o hubieran sido baleados, y la historia hubiese sido otra", afirmó Trump.

"La libre circulación de armas en el seno de una sociedad no constituye una barrera contra los ataques terroristas, al contrario, puede facilitar la planificación de ese tipo de ataque", replicó la portavoz de la diplomacia francesa.

"Francia está orgullosa de ser un país seguro, donde la compra y posesión de armas de fuego están estrictamente reglamentadas", añadió.

"Las estadísticas de víctimas de armas de fuego no nos conducen a replantear esa elección", sentenció.

Las declaraciones de Trump suscitaron la indignación del ex presidente François Hollande y de su ex primer ministro, Manuel Valls.

"Los comentarios vergonzosos y las gesticulaciones obscenas de Donald Trump dicen mucho sobre lo que piensa de Francia y sus valores", consideró Hollande en un comunicado.

"Indecente e incompetente. ¿Qué más se puede decir?", tuiteó Manuel Valls.

Hollande y Valls encabezaban el gobierno en el momento de los ataques del 13 de noviembre de 2015.

En total, 130 personas fueron asesinadas y centenares heridas en una serie de atentados en París y Saint Denis (norte, cerca de la capital), en atentados reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).