El insaciable apetito por las historias sobre la ignorancia, grosería y fanfarronería del presidente Trump encontró un festín generoso en Fire and Fury de Michael Wolff.

El bestseller de no ficción de más rápida venta en los 151 años de historia de la editorial Henry Holt, desapareció vertiginosamente de los estantes de las tiendas y de tiendas en línea, pero la versión de audio de excelente producción es otra muy buena opción.

En ella, Wolff lee su propia nota de autor, explicando que el trabajo es el producto de más de 200 entrevistas y conversaciones llevadas a cabo durante un periodo de 18 meses, la primera de ellas con el entonces candidato Trump mientras se comía un helado de vainilla de Häagen-Dazs.

Holter Graham, un nativo de Baltimore, actor y veterano narrador de audiolibros, cuenta en 12 horas el resto de esta historia. Graham mantiene su aplomo, captando sutilmente el estado de ánimo de la narración en ligeras modulaciones de tono y pausas discretas.

La mayoría de lo que escuchamos en esta grabación ya ha sido reportado en distintos medios. Pero sorprende saber que Trump se preocupó tan poco de su promesa de eliminar el Obamacare que llegó a preguntar por qué no todos podían simplemente estar cubiertos por Medicare (una política que propuso Bernie Sanders), o que no permitiría que nadie tocara su cepillo de dientes.

Fragmentos del libro que han aparecido en la prensa muestran como varios integrantes del equipo de la Casa Blanca ven a Trump como un “niño” que necesita “gratificación inmediata”.