Cuando se supo la noticia de que la línea de ropa de Ivanka Trump no ofrece a sus trabajadoras un permiso de maternidad, algunos se sorprendieron. Después de todo, la hija del candidato presidencial republicano ha dicho que defiende los derechos de las madres trabajadoras. Las políticas que permitan prosperar a las mujeres con niños no deben ser novedad , dijo ella en el último día de la Convención Nacional Republicana en julio, deben ser la norma .

La verdad es, sin embargo, que en Estados Unidos tener un niño representa un alto precio para muchas mujeres. A pesar de tener una de las economías más avanzadas del mundo, Estados Unidos se encuentra muy por detrás de otros países en sus políticas para las mujeres embarazadas. Además de ser el único país altamente competitivo en el que las madres no tienen garantizados los permisos pagados, se encuentra en marcado contraste con países como Cuba y Mongolia que ofrecen las mujeres embarazadas un año o más de permiso pagado.

Los países financian las ausencias por maternidad pagadas de una variedad de maneras. Algunos requieren que el empleador financie la licencia; en otros, el dinero proviene de fondos públicos. Para los residentes de bajos ingresos o los que trabajan en el sector informal, un número creciente de gobiernos están proporcionando beneficios de maternidad en efectivo, según la Organización Internacional del Trabajo, una agencia afiliada a las Naciones Unidas.

Los aspectos más destacados muestran lo mal que está Estados Unidos en comparación con el resto del mundo. Es la única economía avanzada en la que la ausencia por maternidad pagada no es obligada a nivel federal.

De Gambia a Bangladesh, la mayoría de los países de ingresos bajos y medios ofrecen algún tipo de licencia pagada a las madres. La OIT recomienda que las mujeres tengan garantizadas al menos 14 semanas de licencia maternal pagada. Algunas economías avanzadas, como Noruega, Canadá y Suecia, proporcionan por lo menos 26 semanas de licencia pagada.

Corea del Sur, Japón, República Checa, Austria y Dinamarca ofrecen a las madres 52 semanas o más de licencia pagada. Están entre un total de 36 países que, según nuestros datos, proporcionan la licencia pagada más generosa para las mujeres. La mayoría de los países -32, para ser exactos- se encuentran en Europa. Rusia ofrece a las mujeres 140 días de licencia por maternidad y paga al 100% su salario.

Los expertos dicen que la oferta de la licencia retribuida por maternidad en realidad puede impulsar el crecimiento económico. Jody Heymann, directora y fundadora del World Policy Analysis Center y decana de la Escuela de Salud Pública de la UCLA, dice que los países europeos ven la licencia pagada para las madres como una inversión en la economía. La mayoría de los países han reconocido que esto es fundamental para el éxito de su economía , dijo. Los países pueden trabajar bien con la mitad de su fuerza de trabajo o competir con toda su fuerza de trabajo, lo que requiere permisos pagados por maternidad .

Roger-Mark De Souza, quien conduce los programas de salud reproductiva y materna en el Woodrow Wilson Center, un centro de estudios con sede en Washington, dice que la historia de la licencia pagada por maternidad en Europa data de la Segunda Guerra Mundial. Debido a un gran número de heridos y a que la infraestructura se encontraba en ruinas, existía la necesidad de integrar a las mujeres en el mundo laboral y también animar a las familias a tener hijos. Ofreciendo políticas de licencias maternas pagadas, crearon seguridad en el empleo para las madres, promoviendo así el crecimiento económico, según un estudio del 2014 realizado por el Instituto de Investigación de Políticas de la Mujer.

Debido a que las políticas actuales de EU no obligan el pago de las licencias de maternidad, muchas mujeres tienen que elegir entre trabajar y criar una familia. Esta desigualdad socava sus perspectivas de igualdad de oportunidades en el trabajo y afecta desproporcionadamente a mujeres de niveles socioeconómicos más bajos.

Un estudio del 2012 llevado a cabo por el Departamento de Trabajo encontró que, de los trabajadores de la encuesta, 23% de las mujeres que habían abandonado el trabajo para cuidar a un bebé tomó menos de dos semanas de descanso, lo que aumenta los riesgos de salud para las madres y los niños.

Heymann dice que hay razones para creer que Estados Unidos tiene una oportunidad para ponerse al día. Estamos viendo pases familiares de licencias pagadas en diferentes formatos, en ciudades y estados de todo el país , dijo. Añadió que las compañías de tecnología, tales como Twitter, Facebook y Google, están a la vanguardia en ofrecer paquetes de licencias maternas pagadas para sus empleadas, con lo que los empleadores estadounidenses están demostrando que las ventajas competitivas no comprometen el rendimiento del empleado.

Melissa Etehad es recién graduada de la Universidad de Columbia. Le gusta escribir sobre los asuntos exteriores y anteriormente trabajó en Al Jazeera.