Bruselas. La justicia belga decretó prisión para un joven detenido por degollar en un cementerio al alcalde de la localidad belga de Mouscron, a quien se le acusa de asesinato.

Alfred Gadenne, de 71 años y al frente de la ciudad de Mouscron desde el 2006, fue hallado sin vida en la noche del lunes en un cementerio cercano a su domicilio, cuyas puertas abría y cerraba cada día.

Un joven de la localidad lo habría atacado con un cúter, antes de llamar a la policía y esperar su detención en el lugar de los hechos, explicó la fiscalía belga de Mons-Tournai.

El juez de instrucción encargado del caso acusó al sospechoso de asesinato y decretó prisión provisional para el acusado, precisó el ministerio público.

Medios locales identificaron al sospechoso como un joven de 18 años que habría atacado al político de centroderecha para vengar a su padre, un bombero y trabajador de la administración local despedido de su trabajo en el 2015, pues tras perder su empleo se suicidó.

Varias personalidades políticas belgas le rindieron homenaje, entre ellos el primer ministro Charles Michel. Me entero con horror de la muerte brutal de Alfred Gadenne. Mi solidaridad con su familia y sus allegados , tuiteó el lunes por la noche.

Mouscron, que cuenta con unos 60,000 habitantes, es una ciudad limítrofe con Francia, conocida por sus cafés y sus clubes nocturnos frecuentados por los habitantes de las localidades situadas a ambos lados de la frontera.

Mouscron, donde las banderas ondeaban este jueves a media asta, ya se vio impactada por el suicidio en febrero del 2016 del exalcalde Jean-Pierre Detremmerie, a la edad de 75 años.