Decenas de cuerpos, probablemente combatientes rebeldes, fueron descubiertos en el suroeste de Damasco, informó la entidad opositora Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Sabemos que murieron por bala, al parecer en combates con el ejército", declaró a la AFP el presidente del OSDH, Rami Abdel Rahmane.

"Lo más probable es que esos hombres son combatientes rebeldes, pero no podemos confirmarlo por ahora", agregó.

Estos cuerpos fueron descubiertos en el suroeste de Damasco entre las localidades de Moadamiyat al Cham y Daraya, teatro de violentos combates entre las tropas del régimen y los rebeldes.

Videos enviados por militantes por YouTube muestran amontonamientos de cadáveres en una morgue, a donde los cuerpos fueron trasladados.

Los rebeldes habían anunciado el 26 de agosto el descubrimiento de más de 300 cuerpos en Daraya, localidad mayoritariamente sunita que está junto a los barrios rebeldes del sur de Damasco. Estos atribuían la responsabilidad de su muerte al régimen del presidente Bashar al Asad.

EISS