El presidente Trump se refirió este lunes a los abogados que trabajan para el abogado especial Robert S. Mueller III como “matones” y los acusó de tratar de afectar las elecciones de este año, aumentando aún más su retórica contra los fiscales que investigan la interferencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016.

En los tuits, Trump llamó a Mueller “deshonrado y desacreditado” y dijo que su equipo de fiscales es “una desgracia nacional”.

En el arrebato del lunes, Trump siguió atacando un informe del New York Times, durante el fin de semana, que el abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, había participado en al menos tres entrevistas con el equipo de Mueller que abarcaron 30 horas.

“El desgraciado y desacreditado Bob Mueller y todo su grupo de matones demócratas enojados pasaron más de 30 horas con el Consejo de la Casa Blanca, sólo con mi aprobación, por razones de transparencia. Cualquiera que necesite tanto tiempo cuando sepa que no hay colusión rusa es sólo alguien”, afirmó Trump.

Se burla de Brennan

En tanto, Trump retó al exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John Brennan, a demandarlo, luego de que el experto en inteligencia dijo estar dispuesto a llevar al mandatario ante los tribunales para evitar que otros funcionarios —actuales y anteriores— pierdan sus autorizaciones de seguridad.

“Voy a hacer todo lo que pueda personalmente para tratar de prevenir estos abusos en el futuro y, si esto significa ir a los tribunales, lo haré”, dijo Brennan en una entrevista en NBC News.

“Espero que John Brennan, el peor director de la CIA en la historia del país, presente la demanda”, expresó el mandatario en su cuenta de Twitter. “Será muy fácil tener todos sus archivos, textos, correos electrónicos y documentos para demostrar no sólo el pobre trabajo que hizo sino cómo está envuelto con la amañada cacería de brujas de (Robert) Mueller)”.