Entrevista a Lola García, directora adjunta de la vanguardia

Autora del libro Naufragio: la deconstrucción del sueño independentista, y directora adjunta del diario catalán La Vanguardia, Lola García comenta a El Economista el panorama actual del movimiento independentista.

—¿Cómo está el pulso del independentismo catalán?

En hibernación. En aterrizaje en una nueva fase porque ahora son conscientes de que no tienen suficiente fuerza y no pueden intentar otra vez la vía unilateral.

La brecha de enemistad entre Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y el partido de Puigdemont crece día a día.

Hay una batalla entre los dos partidos que nunca se han llevado bien.

—¿Entonces las elecciones de diciembre del 2017 fueron excepcionales por el objetivo en común de ambas formaciones?

Estaban marcadas por el artículo 155 que es la recentralización del poder por parte del Estado. Y no fueron unas elecciones normales. (La aplicación del 155 representó la suspensión temporal de la autonomía catalana y el control de la misma por parte del presidente de Gobierno, Mariano Rajoy).

—¿Cómo viviste y asimilaste la declaración unilateral de independencia en 2017?

No lo pensé nunca hasta muy al final. Es como la rana que colocas en una olla cuya temperatura se incrementa poco a poco y no se da cuenta. Es un proceso gradual en el que vas viendo que se van traspasando líneas, y que lo que antes te parecía imposible, pues va pasando, hasta que llegas al momento de la declaración de independencia unilateral.

—¿La crisis política que desató el referéndum independentista se pudo haber evitado si el PP no hubiera llevado el estatuto al Tribunal Constitucional?

El proceso del estatut fue muy negativo para la relación entre Cataluña y el resto de España, mucho.

Se producen muchas rupturas al mismo tiempo. (Una de ellas:) el PP recoge firmas en contra (del estatuto) hasta en Andalucía y entonces se produce una fractura entre la sociedad catalana y el resto de la sociedad española.

—El PP jugó un papel fundamental.

El PP contribuye con esas rupturas. Cuando no gobierna el PP al independentismo le cuesta más tener niveles de apoyo tan elevados.

—La mesa de negociación entre el presidente Pedro Sánchez y ERC, ¿es un puente diplomático?

Si, es como un acercamiento diplomático porque no creo que estemos en disposición de que el PSOE pueda negociar libremente un nuevo encaje de Cataluña, es decir, una nueva situación jurídica. Ni una reforma constitucional, ni un estatus diferente.

—El partido Ciudadanos fue el que ganó las últimas elecciones en Cataluña. ¿Cómo se encuentra en la actualidad?

Está arrastrado por el declive general de Ciudadanos. Además, ha perdido el liderazgo en Cataluña porque (Inés) Arrimadas se fue a Madrid (como diputada), y el problema que ha tenido Ciudadanos es que fue el primer partido, pero nadie lo sabe. No han tenido ninguna influencia.

—La identidad del partido CiU de Jordi Pujol ha mutado tantas veces que ya la perdió.

Si, ideológicamente ahora mismo no saben dónde están. El partido de Pujol era una herramienta sometida a un liderazgo muy potente que era de Pujol. Pero todo el mundo tenía claro que era un liderazgo de una persona de centro derecha. Un tipo Merkel, pero a la catalana. Seguramente con temas de corrupción.

Ese partido (CiU) ha tenido que pactar primero con ERC (izquierda), después tuvo que pactar con la CUP (Candidatura de Unidad Popular) que es el radicalismo de izquierdas. Es lo más opuesto a Convergencia. Es más, acabó dimitiendo el presidente de la Generalitat que designó Pujol (Artur Mas) porque CUP se lo impuso. Y ahora, al frente del partido está Puigdemont cuyo único  objetivo es la independencia.

—Hay mucha tensión en el Congreso de Madrid. ¿Es parte del juego político?

Lo del nuevo PP de Pablo Casado es realmente increíble. Me resulta difícil de entender. Creo que el PP tenía la impresión de que con el coronavirus este gobierno no aguantaría. Metió mucha presión. Tienen el convencimiento de que un gobierno formado por PSOE y Unidas Podemos en algún momento se  matarán entre ellos.

[email protected]