La salida de Estados Unidos del Acuerdo de Paris para el Cambio Climático es el golpe final de la política de Donald Trump contra el medioambiente, después de que esta nación había prometido reducir entre el 26 y 28% de sus emisiones de gases contaminantes para el año 2025, hoy el presidente cumplió su promesa de retirarse.

Pero ¿qué implicaciones tiene su salida para las naciones y el planeta en general?

El doctor Luis Aguirre Torres, experto en desarrollo de mercado, tecnología limpia y modelos de negocio sustentable, aseguró que desde que el Presidente Trump tomó la decisión de eliminar el Clean Power Plan se había matado la participación de Estados Unidos en el Acuerdo de Paris, ahora se hizo oficial porque la contabilidad del Acuerdo cambia completamente .

Explicó que aquí hay varias anotaciones en donde el país vecino tendrá una posición de desventaja, parece que se acaban de meter el pie, pues habrá un efecto económico global que se va a sentir en los próximos cinco años y uno político para los próximos seis meses .

Primero, aunque sí habrá reducción de emisiones pues algunos estados están haciendo esfuerzos unilaterales como California o Texas, por mucho no será lo que se esperaba. Por consiguiente se perderá el liderazgo que tenía aquel país en el tema de medio ambiente .

También se desvanecen los acuerdos transnacionales. Regionalmente, Canadá y México, sus principales aliados en importación y exportación, continúan en el acuerdo y seguirán tomando decisiones en cuanto a generación de energías renovables y autotransporte, y estas no serán compatibles con lo que exista en Estados Unidos, por lo que va a causar que regiones como Europa, empiecen a imponer tarifas o impuestos sobre productos norteamericanos que no sean fabricados siguiendo la regulación del Tratado .

Además estos productos no serán competitivos porque sus regulaciones serán distintas a las de muchos países del mundo y también el consumidor, (incluso el norteamericano) se inclina mucho más por productos a favor del medio ambiente .

También con esto México podría verse beneficiado, pues va a empezar a recibir apoyo de países distintos de Estados Unidos para ser más competitivo en costos, no nadamás en cuestiones ambientales, así los productos de nuestro país pueden llegar a estar mejor posicionados en el país vecino .

Por último, compartió que en la primer etapa de revisión del Acuerdo nos vamos a dar cuenta que con la salida de Estados Unidos no se lograrán las metas que se buscaban, entonces lo que vamos a ver en los próximos años, serán esfuerzos reales para incrementar los compromisos desde otras regiones, con propuestas más agresivas. Incluso se podría lograr el acuerdo de un impuesto global al carbón que va a poner en ventaja a países que ya tomaron acciones como Escandinavia, Noruega o Finlandia .

Censura a los científicos

El doctor José Sarukhán Kermes, Coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, aseguró que la salida de Estados Unidos es una mala noticia y un mal ejemplo, pero lo es más para la comunidad científica norteamericana, porque no hace ninguna justicia a la capacidad que tiene ese país para generar conocimiento, transmitirlo y hacerlo útil especialmente en un tema tan global como es el cambio climático .

Dijo que aún no sabemos el grado de limitación que tendrá este gremio, sin embargo ejemplos importantes como con la EPA y NOA, son desalentadores pues realmente sus investigadores son puntos de referencia para el mundo entero.

Aun así, Sarukhán, uno de los científicos e intelectuales más reconocidos en América Latina, aseguró que a pesar de la decisión del país vecino, no parece que el grueso de los países vaya a bajar la guardia por la decisión tomada, por ejemplo China ya ha expresado que ellos continuarán con los esfuerzos independientemente de las decisiones de Estados Unidos .

Por el contrario creo que esto puede ocasionar que el mundo hable más del cambio climático y la preocupación aumente, no sería sorprendente que la decisión tuviera un efecto antagónico .

Agregó que incluso en Estados Unidos, particularmente los estados de la Costa Este y varios del noreste, no han seguido las directrices federales, yo creo que hoy van a sentirse más estimulados en seguir en esa ruta, California clarísimamente va a tomar el liderazgo en esta dirección .

Por último, dijo que el discurso de Trump de revivir la industria del carbón es inviable, incluso dejando de lado los Gases de Efecto Invernadero (GEI), económicamente no funciona... El mandatario se está doblegando a una fracción de ese país ligada a los combustibles fósiles, pero con daño para el resto del país, del mundo y agregó que México lo que tiene que hacer es moverse rápidamente a una transición de energías renovables.

Se olvidó el bien común

Por su parte, el Doctor Alonso Aguilar Ibarra, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM y con especialidad en medio ambiente señaló que los acuerdos de Paris tienen una serie de sub acuerdos y artículos que tratan de aumentar la cooperación internacional, situación que no se había logrado con el protocolo de Kioto hace 20 años, por ello este es un paso atrás muy grande .

Cuando uno habla de la contaminación por la emisión de GEI, es un problema generado por todos, es lo que en economía se llama un bien de uso común. Por lo tanto, se tienen que sopesar los beneficios y costos privados contra los comunes, entonces, el ver a los recursos naturales como bienes comunes hacen que los agentes involucrados (los países) tengan que ceder un poco por el bien común, que es lo que se había logrado con los acuerdos de Paris .

Hoy lo que hace Estados Unidos es ver su bien privado y olvidar un bien común .

Más opiniones

• Estados Unidos, Siria y Nicaragua son ahora los únicos países que se niegan a unirse a la lucha histórica contra el calentamiento global...Ya no podemos confiar en el gobierno de Estados Unidos para dar un ejemplo de avance climático. Siendo una región con una diversidad ecológica enorme, América Latina tiene la oportunidad de asumir un rol protagónico en la protección de los recursos naturales y las comunidades al forjar un futuro energético limpio y no dependiente de los combustibles fósiles", Astrid Puentes, codirectora ejecutiva de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA).

• "El Acuerdo de París no solo une a las naciones en torno a una visión común. Está creando un plan de cooperación, estabilidad política y generación de empleos. La creciente economía de energía limpia de nuestro país (Estados Unidos) emplea actualmente a más de 3.3 millones de personas; más que todos los empleos combinados de la industria de los combustibles fósiles. Los actores del sector económico de Estados Unidos comprenden que no tenemos que elegir entre la prosperidad económica y un futuro más seguro para nuestras familias y comunidades .

"Las empresas de Estados Unidos, como Walmart, Pacific Gas & Electric, Google y Apple, han apoyado con firmeza el Acuerdo de París. Compañías de petróleo, gas y carbón como Royal Dutch Shell, BP, ExxonMobil y Peabody Coal apoyan la permanencia en el Acuerdo de París, lo cual hace que el anuncio de sea aún más confuso , Carter Roberts, presidente de World Wildlife Fund (WWF).