Ciudad de México. El pasado sábado los Estados miembros del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL) alentaron a “los Estados poseedores de armas nucleares a brindar plenas e inequívocas garantías con carácter vinculante de no usar ni amenazar con el uso de armas nucleares contra los Estados partes que integran las zonas libres de armas nucleares”.

Al conmemorar el día internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares (26 de septiembre) los miembros del OPANAL  destacaron la importancia de “preservar los instrumentos bilaterales de control de armamentos que han contribuido a la paz y seguridad internacionales y, en consecuencia, alentaron a las partes a establecer negociaciones para la extensión del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, conocido como “New START””, en referencia a que en el 2021 Estados Unidos y Rusia tendrán la posibilidad de renovar el acuerdo firmado por los presidentes Obama y Medvéded con el que pusieron fin al periodo llamado Guerra Fría y superaron los acuerdos estratégicos START I y START II.

México forma parte del OPANAL, un organismo integubernamental formado por 33 países de América Latina y el Caribe. Las mismas naciones que firmaron y ratificaron el Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en la región, mejor conocidos como Tratados de Tlatelolco.

Sede en México.

El OPANAL tiene su sede an la ciudad de México y actualmente el secretario general es el embajador Flávio Roberto Bonzanini, quien tiene una larga trayectoria en la diplomacia.

En un comunicado de prensa, los miembros de la OPANAL expresaron su preocupación “por la erosión de la estructura de desarme basada en tratados; y apoyan firmemente todos aquellos instrumentos bilaterales, regionales o multilaterales que contribuyan a alcanzar el desarme nuclear y llaman a todos los Estados a fomentar y fortalecer la paz y seguridad internacional”.

geopolitica@eleconomista.mx