El Departamento de Justicia informó a la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara Baja que el fiscal general, William Barr, podría no asistir a la audiencia del jueves para revisar el informe del fiscal especial Robert Mueller si es que abogados del panel intentan interrogarlo.

Funcionarios de Justicia también dijeron a la comisión que se oponen al plan de cambiar la reunión a formato de puertas cerradas si los miembros quieren hablar sobre las partes censuradas del informe de Mueller, según un alto asistente demócrata del panel, quien habló a condición de guardar el anonimato a fin de poder declarar sobre las comunicaciones confidenciales.

“Debido a que Barr accedió a testificar, los legisladores deberían ser quienes hagan las preguntas. Él sigue dispuesto a responder las preguntas de los miembros respecto al informe Mueller”, dijo Kerri Kupec, vocera del Departamento de Justicia.

Barr tiene programado testificar ante la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado el miércoles, y ante el pánel de la Cámara Baja el jueves. Se prevé que la comisión del Senado de mayoría republicana tenga rondas normales de preguntas de miembros.

Los demócratas de la Cámara Baja han pedido al Departamento de Justicia que les de la versión no censurada del informe de Mueller y materiales relevantes recabados durante la investigación. En respuesta, el Departamento de Justicia informó que entregarán el reporte completo, excepto información del jurado investigador, a un grupo limitado de legisladores, oferta que los demócratas hasta ahora han rechazado.