Dubái desplegó un enorme espectáculo de fuegos artificiales por el Año Nuevo en el rascacielos más alto del mundo, a pesar de que muy cerca de ahí estalló un incendio en un lujoso edificio residencial cerca de la medianoche.

Sin amedrentarse por el fuego, miles de personas se reunieron cerca del rascacielos Burj Jalifa para ver el espectáculo. Silbaron y vitorearon al comenzar los fuegos artificiales, mientras los bomberos trabajaban para apagar las llamas en un hotel y edificio residencial de 63 pisos.

Minutos antes de que empezara el espectáculo pirotécnico podían escucharse enormes explosiones provenientes del edificio en llamas, que estaba envuelto en humo negro. Se desconoce la causa de los estallidos.

Al menos 14 personas resultaron ligeramente heridas y una sufrió un infarto a consecuencia del humo y la saturación de personas durante la evacuación el jueves por la noche, de acuerdo con la Oficina de Medios de Comunicación de Dubái. En el comunicado se informó que otra persona sufrió heridas moderadas, sin que se dieran más detalles. Ningún niño resultó lesionado.

Se esperaba que aproximadamente un millón de personas se reunieran alrededor del Burj Jalifa para observar los fuegos artificiales. La economía de Dubái depende mucho del turismo, y la del Año Nuevo es una de las temporadas con más afluencia, en la que personas de todo el mundo acuden para ver los fuegos artificiales que el emirato organiza en la torre más alta del planeta, así como en el Burj Al Arab, que tiene forma de vela de navegación, y sobre una isla artificial con forma de palmera.

Los organizadores instalaron 400,000 focos LED en el Burj Jalifa y utilizaron cerca de 1.60 toneladas de fuegos artificiales para el espectáculo de siete minutos. Hace dos años en la celebración del Año Nuevo, Dubái rompió el récord mundial del mayor espectáculo de fuegos artificiales.

El fuego devoró el Address Downtown, de 302 metros (991 pies) de altura, uno de los hoteles y residencias más elegante de Dubái, que probablemente estaba lleno de gente debido a que desde allí puede verse muy bien el Burj Jalifa, de 828 metros (905 yardas) de altura.

frm