El presidente Donald Trump y el mandatario ruso, Vladimir Putin, indicaron que incrementarán la cooperación con respecto a Siria, lo que la Casa Blanca calificó como una buena conversación telefónica que incluyó la posibilidad de crear zonas de seguridad en la nación.

La Casa Blanca dijo que los mandatarios acordaron, además, tratar de realizar en julio su primera reunión en persona, en el marco de la cumbre del G20 en Alemania.

La llamada telefónica fue la primera vez que Trump y Putin hablan desde que Estados Unidos lanzó misiles contra una base aérea en Siria, ataque que enfureció a Rusia, uno de los mayores patrocinadores del gobierno sirio.

El presidente Trump y el presidente Putin estuvieron de acuerdo con que el sufrimiento en Siria se ha prolongado demasiado y que todas las partes deben hacer todo lo que puedan para terminar la violencia , señaló la Casa Blanca. La conversación fue muy buena e incluyó la discusión sobre la apertura de zonas de seguridad , concluyó.