El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó este jueves una demanda contra el estado de Texas por su nueva ley que prohíbe los abortos después de seis semanas de gestación.

"La ley es claramente inconstitucional", dijo el fiscal general, Merrick Garland, en conferencia de prensa.

El Departamento de Justicia tiene la obligación de defender la Constitución de Estados Unidos y el estado de derecho", dijo.

"Hoy cumplimos con ese deber al presentar la demanda", agregó.

La demanda se produce después de que el presidente Joe Biden fustigara la negativa de la Corte Suprema de bloquear la ley de aborto de Texas y prometiera lanzar un "esfuerzo de todo el gobierno" para revocarla.