Washington. El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, informó que el número de aprehensiones de inmigrantes indocumentados a lo largo de la frontera con México no superó la cifra de 17,000 en marzo, lo que marca el menor nivel de migración desde el 2000.

En febrero, se detuvieron a 23,589 inmigrantes en la frontera, según información de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

John Kelly aseguró que la disminución de arrestos, que sirve también como indicio del número de personas que intentan cruzar la frontera de manera ilegal, no es un accidente y consideró que el discurso del presidente Donald Trump ha servido para inhibir los cruces.

El vocero de la Secretaría de Seguridad Nacional, David Lapan, declaró que la Casa Blanca ya no está considerando separar a las mujeres de sus hijos en la frontera sur de Estados Unidos como medida para frenar la migración .

Aclaró que se ha cambiado de estrategia debido a la fuerte disminución de las mujeres que intentan viajar a Estados Unidos con sus hijos.

Sólo 1,125 niños que viajaban con tutores, la mayoría mujeres, fueron detenidos en la frontera sur de Estados Unidos en marzo, según datos divulgados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.