Washington.- El legislador estadounidense Trey Radel, arrestado a fines de octubre por posesión de cocaína, renunció este lunes a su cargo, alegando que ya no lograba representar de forma efectiva a sus electores.

Radel, un republicano, envió una carta al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, comunicándole su renuncia. En esa carta, el legislador de apenas 37 años admitió que durante todo el año pasado enfrentó "algunos conflictos personales".

"Lamentablemente, algunas de mis dificultades han tenido serias consecuencias", escribió en su misiva Radel, que representaba un distrito del estado Florida.

"Aunque he enfrentado problemas a título personal, es mi convicción que profesionalmente no puedo servir de forma plena y efectiva como representante de Estados Unidos por el lugar que amo y que llamo mi hogar, Southwest Florida", apuntó el renunciante.

Radel había sido arrestado el 29 de octubre en un restaurante de Washington en el marco de una investigación federal sobre una red de tráfico de drogas que operaba en la capital. El congresista había comprado cocaína a un agente vestido de civil.

Tras ser acusado por posesión de una sustancia controlada, Radel fue sentenciado a un año de libertad condicional.

"Lucho contra un trastorno de alcoholismo y esto me llevó a una elección extremadamente irresponsable", dijo en su momento el congresista.

" Sé que tengo un problema y haré todo lo necesario para superarlo, espero sentar un ejemplo para otros que están luchando con esto", agregó el legislador que comenzó un tratamiento de desintoxicación.

El congresista, que se encontraba en su primera legislatura, se enfrentaba a una pena máxima de 180 días en prisión.

mac