Damasco.- Ochos civiles, en su mayoría mujeres y niños, murieron el jueves en la explosión de un coche bomba en Jdeidet Artuz, suburbio de Damasco, informó la televisión oficial siria.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) dio cuenta de la muerte de cuatro civiles.

Por la mañana, otro atentado con coche bomba había causado la muerte de 18 personas, entre las cuales siete niños, en la ciudad vecina de Qataba, un barrio de la periferia al sudoeste de Damasco, informó la agencia oficial siria Sana.

Otras 23 personas resultaron heridas, varias de ellas de gravedad, añadió la agencia. Sana reportó que "terroristas hicieron estallar un automóvil repleto con una importante cantidad de explosivos".

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), el ataque fue realizado en una región donde viven militares y sus familias.

El miércoles, una ola de atentados sacudió la periferia de Damasco dejando un saldo de 13 personas muertas. En uno de esos atentados, realizado contra el ministerio del Interior, el ministro Mohammad Ibrahim al Chaar resultó herido en un hombro con la caída de trozos de mampostería.

mac