China condenó enérgicamente el jueves el atentado de Damasco que en la víspera costó la vida a tres cercanos colaboradores del presidente sirio Bashar Al Asad, y llamó "a todas las partes" a cesar inmediatamente las violencias.

El atentado del miércoles, reivindicado por el Ejército Sirio Libre (ESL), contra el edificio de la Seguridad nacional en pleno centro de Damasco, mató a tres altos responsables, entre ellos el cuñado de Bashar al Asad y viceministro de la Defensa, Asef Shawkat.

" China se opone a toda forma de terrorismo y de violencia y condena firmemente el atentado con bomba de ayer (miércoles)", declaró el portavoz de la diplomacia china Hong Lei, en un comunicado.

China está muy inquieta frente a las tensiones que se agravan en Siria y llamamos de nuevo a todas las partes (...) a que cesen inmediatamente el fuego y que paren las violencias", prosiguió el portavoz en un comunicado.

El miércoles, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon había pedido el apoyo de Pekín al presidente chino Hu Jintao para que los miembros del Consejo de seguridad puedan unirse para votar un proyecto de resolución de amenaza de sanciones contra el régimen sirio.

Pero Rusia dijo claramente que opondría su veto a este texto y China podría hacer otro tanto.

Según diplomáticos, el fin de semana pasada, los presidentes ruso Vladimir Putin y chino Hu Jintao acordaron oponerse a esta nueva resolución.

Los dos países opusieron dos veces su veto a proyectos de resolución contra el régimen de Bashar al Asad.

RDS