El Congreso chileno aprobó este miércoles una ley que endurece la legislación contra el tabaco y prohíbe fumar en cualquier espacio cerrado de este país, en el cual sus adolescentes mujeres son las más fumadoras del mundo.

La normativa, impulsada por el gobierno del presidente Sebastián Piñera, fue aprobada por la Cámara de Diputados con 92 votos a favor y cuatro en contra, en el último trámite legislativo tras la aprobación previa obtenida en el Senado.

La nueva ley, que ingresó al Congreso hace dos años, modifica una legislación aprobada en 2005 y prohíbe fumar en cualquier recinto cerrado, siguiendo legislaciones aprobadas con anterioridad en países del área, como Argentina y Uruguay.

Hasta ahora, se permitía en Chile fumar en ambientes cerrados en los que no se autorizaba el ingreso a menores de edad. Además, se podían establecer espacios segregados para fumadores dentro de bares o restaurantes.

Con la nueva ley se podrá fumar en las calles o parques, mientras que en estadios y otros recintos deportivos no se permitirá hacerlo en las graderías, pero sí en lugares especialmente habilitados en los que asegure la circulación de aire.

Se restringirá además la apología al tabaco en programas de televisión en vivo en horario de protección a menores y se les exigirá a las tabacaleras esclarecer sus aportes y donaciones al Ministerio de Salud. Se prohíben también los aditivos y sustancias que generen adicción.

El proyecto fue definido por el ministro de Salud, Jaime Mañalich, como el más importante de salud pública del gobierno de Piñera.

"Nosotros vemos este proyecto como el más importante para la salud pública de Chile en el presente, dado que las víctimas del tabaco se cuentan por cientos de miles", dijo Mañalich.

MFH