El Departamento de Justicia anunció ayer que pedirá la pena de muerte contra Dzhokhar Tsarnaev, el hombre de 20 años a quien los fiscales han acusado de plantar explosivos en el maratón de Boston, lo que mató a tres personas e hirió a más de 200.

Tras el examen de los hechos pertinentes, las disposiciones aplicables y las alegaciones formuladas por el abogado de la parte demandada, he determinado que Estados Unidos buscará la pena de muerte en este asunto , argumentó el procurador general, EricHolder, en una breve declaración. La naturaleza de la conducta en cuestión y el daño resultante obliga a esta decisión , concluyó.

El anuncio puso fin a meses de especulación sobre el tema. Aunque Holder ha dicho que se opone personalmente a la pena de muerte, el atentado fue uno de los peores ataques terroristas en EU desde el 11 de septiembre del 2001.

Tsarnaev y su hermano mayor, Tamerlan, quien fue asesinado en un tiroteo con la policía en abril, construyeron y detonaron bombas caseras cerca de la línea de meta del maratón, según los investigadores. Tsarnaev enfrenta 30 cargos por el atentado, incluido el uso de un arma de destrucción masiva que resultó en decesos y el bombardeo de un lugar público.

También se le acusa del asesinato de un oficial de policía del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en los días posteriores al bombardeo.

La fiscal en Boston, Carmen Ortiz, confirmó que la fiscalía apoya la decisión.