Bulgaria, que acaba de asumir la presidencia pro tempore de la Unión Europea (UE), anunció este jueves su intención de lanzar en el primer semestre del 2018 el procedimiento para sumarse a largo plazo a la eurozona.

“Presentaremos nuestra candidatura probablemente durante el primer semestre ante el Banco Central Europeo”, declaró el ministro de Finanzas, Vladislav Goranov, durante una rueda de prensa en Sofía con motivo del lanzamiento oficial de la presidencia.

La mala noticia para la Unión Europea es la admiración que tiene la cúpula política de Bulgaria sobre la hipernacionalista Polonia.

“Somos amigos de Polonia, compartimos el mismo pasado”. El presidente búlgaro, Boyko Borísov, recibió a la prensa europea en la inauguración de la presidencia rotatoria de la UE en el edificio en el que se reúne su consejo de ministros, de inconfundible aroma soviético.

“Es un secreto a voces que la apertura del duro procedimiento contra Polonia por violar el Estado de derecho tiene poco recorrido: requeriría unanimidad y al menos Hungría —que transita por la misma peligrosa senda de propuestas legislativas que minan la separación de poderes— no parece dispuesta a apretar ese botón nuclear”, publicó El País.

Es sabido que la Unión Europea le abrió un expediente a Polonia por la influencia que el Ejecutivo tiene sobre el poder Judicial.