Washington. El gobierno de Estados Unidos anunció el día de ayer 22 de junio, la creación de cinco unidades para enfrentar el tráfico de armas en vísperas de anuncios del presidente Joe Biden en materia de criminalidad.

Esas unidades anunciadas por el departamento de Justicia comenzarán a operar en los próximos 30 días en Nueva York, Chicago, Los Ángeles, San Francisco y Washington, ciudades que vienen registrando un creciente numero de homicidios.

Esos equipos formados por procuradores federales, policías especializados y actores locales "investigarán y desmantelarán las redes que hacen llegar armas a nuestra comunidades con trágicas consecuencias", dijo el Fiscal General, Merrick Garland, en un comunicado.

Garland estará el miércoles en la Casa Blanca, donde Biden detallará su plan contra la criminalidad e intentará darle un mentís a las acusaciones de mano blanda que le lanza la oposición republicana.

Tras años en caída, los asesinatos subieron casi 25% en todas las ciudades estadounidenses el año pasado y siguen siendo elevados este año.

"La violencia de las armas de fuego es el motor" de ese aumento y "el presidente puede ayudar a reducirla gracias a la adopción de medidas de reglamentación sobre las armas", dijo a la prensa la portavoz de Casa Blanca, Jen Psaki.