La Casa Blanca está llevando a cabo varias opciones para restablecer el cierre de fronteras que propuso el presidente Trump en contra de refugiados y viajeros procedentes de siete países de mayoría musulmana.

Stephen Miller, quien asesoró a Trump con la articulación de dicha orden ejecutiva, comentó que la resolución de los jueces es una usurpación , ya que Trump tiene la autoridad constitucional para prohibir la entrada de ciertos extranjeros, pues sus decisiones se encuentran en la cúspide de la autoridad presidencial .

Quiero decir algo con mucha claridad, y mis palabras van a decepcionar a las personas que han protestado en contra del presidente y (al líder demócrata del Senado, Charles E.) Schumer: Los poderes del presidente están fuera de toda duda , dijo Miller en Fox News.

Miller reveló en varios programas de televisión que el gobierno está evaluando varias opciones legales después de que el Tribunal del noveno circuito de apelaciones dictaminara por unanimidad como no procedente el decreto de Trump. Miller no descarta la apelación ante el Tribunal durante una audiencia de emergencia o, inclusive, la redacción de una nueva orden ejecutiva.

Con acento combativo, Miller se negó a confirmar si el presidente Trump mantiene su confianza en el asesor de seguridad nacional, Michael Flynn por hacer realizado contactos con el embajador de Rusia en Washington y haber charlado con él sobre las sanciones impuestas por Barack Obama.

Regresando al tema del cierre de fronteras, ante la cadena ABC, Miller reiteró que un juez del distrito de Seattle no puede obligar al presidente de Estados Unidos a cambiar nuestras leyes y nuestra Constitución a causa de sus personales puntos de vista. El presidente tiene el poder para suspender el ingreso de extranjeros por interés nacional .

Miller también sugirió que el debate jurídico no había estado sustentado en la constitucionalidad de la orden ejecutiva de Trump, sino más bien sobre la ideología.

Miller también habló sobre los reiterados señalamientos de Trump sobre lo que para él fue el fraude electoral el pasado noviembre. Hay una enorme evidencia de personas que fueron registrados para votar en más de un estado; de gente muerta que votó ; y de ciudadanos que no pudieron registrarse para votar.

Esto es un escándalo. Y, como país, debemos estar horrorizado por el hecho de que hay personas que, no teniendo derecho a voto en este país, lo hicieron .

Redadas

Durante el fin de semana, los agentes de inmigración de Estados Unidos han comenzado a capturar grandes grupos personas como parte de una intensificación de esas acciones en el gobierno de Donald Trump, denunciaron activistas.

Una redada en el sur de California fue especialmente dura, indicaron, y mencionan que hubo arrestos en sitios como Atlanta, Chicago, Nueva York, Texas y Carolina del Norte que han generado gran preocupación entre los inmigrantes.

El gobierno afirma que simplemente cumple con la ley y efectúa sus acciones de rutina contra personas que se encuentran ilegalmente en el país y tienen antecedentes penales. A decir de las autoridades, no es distinto a lo que sucedía de manera habitual durante el gobierno del anterior mandatario Barack Obama.

¿Trump, enfermo?

El senador demócrata Al Franken aseguró en el programa de televisión State of the Union que unos cuantos de sus colegas republicanos le han manifestado su preocupación con respecto a la salud mental del presidente Donald Trump, y ello se origina en cuestionamientos sobre la veracidad del mandatario. Para Franken, Trump es un mentiroso compulsivo.