La migración es un tema preocupante para Austria, que ha acelerado las deportaciones. El Economista entrevistó a Franz Josef Kuglitsch, embajador de Austria en México.

—¿Por qué Austria se negó a firmar el Pacto Mundial para la Migración?

Debido a inquietudes en cuanto a su contenido. En el texto se encuentran algunos puntos, que son criticados no sólo por Austria, sino también por otros países; por ejemplo, la mezcla de la búsqueda de protección y la migración laboral. Austria considera importante la clara separación de estos asuntos.

—¿Cuál es la postura de Austria sobre la migración?

Austria fue uno de los países más afectados por esta crisis. Aproximadamente 900,000 personas migraron por Austria y no fue sólo un país de tránsito, sino también uno de los países europeos que recibió el mayor número de refugiados. Hasta el 26 de agosto del 2018, 394,050 solicitudes de asilo fueron presentadas en los países miembros de la Unión Europea; 2.3% de todas las solicitudes fue presentada en Austria (en el 2017 fue 3.6 por ciento). Desde entonces, el número de solicitudes ha disminuido.

—¿Cómo hará frente Austria al fenómeno migratorio?

Austria se ha comprometido desde el inicio de la crisis migratoria por una solución en conjunto con la Unión Europea. Los problemas de migración deberían ser solucionados en la frontera exterior y por eso es necesario adoptar medidas para mejorar la seguridad en la frontera exterior. A cambio, queremos proporcionar más vías legales de migración, por ejemplo, programas de reasentamiento. Además es importante luchar contra las causas del movimiento de refugiados. Los flujos de migración deberían ser reducidos sobre el terreno mismo. Austria puso a disposición aproximadamente 2 millones de euros al inicio de la crisis hace tres años de un fondo para catástrofes en el extranjero, para la ayuda humanitaria en Siria y sus países vecinos. La cooperación bilateral para el desarrollo aumentará gradualmente en 2021 con el objetivo de duplicarse.

—¿Por qué México es importante para Austria?

Tenemos un acuerdo bilateral sobre el convenio cultural de 1974. En conformidad con este acuerdo pudimos adoptar un programa de trabajo en julio del 2017 para los próximos cinco años en los sectores de educación, ciencia y cultura.

Las exportaciones e inversiones directas de Austria en México tienen un aumento constante. México constituye el mercado más importante para Austria en Latinoamérica, al nivel de Canadá en el continente americano. En el 2017, las exportaciones de Austria a México ascendieron a la cifra récord de 1,100 millones de euros. Las importaciones de México se elevaron a 447 millones de euros en el 2017. México brinda numerosas oportunidades a empresas austriacas.