Bogotá. La policía colombiana confirmó que 24 uniformados y dos civiles resultaron heridos a causa de una explosión cerca de la Plaza de Toros en el centro de Bogotá. El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, comentó al periódico El Tiempo que el objetivo del ataque era la policía.

El artefacto de mediano poder estalló por la mañana en el céntrico barrio La Macarena.

La onda y esquirlas de la explosión afectaron a un grupo de policías que custodiaba la zona, a esperas de la última edición taurina en la capital colombiana y cuyas jornadas pasadas degeneraron en violentas concentraciones.

En un comunicado, la policía especificó que uno de los civiles salió del hospital donde fue remitido, mientras que seis de los 24 uniformados heridos presentan distintos tipos de lesiones de gravedad .

Inician investigaciones

El comandante de la policía de Bogotá, Hoover Penilla, confirmó que iniciaron las investigaciones en el lugar donde habrían detonado unos 2 kilos de explosivos.

De acuerdo con El Espectador, la policía capturó a dos jóvenes presuntamente involucrados en el ataque. El suceso ocurre justo cuando el gobierno del presidente Santos negocia la paz con la guerrilla FLN.