Washington. Una joven que participó en la invasión del Congreso de Estados Unidos el pasado 6 de enero robó una computadora portátil perteneciente a la principal legisladora demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y esperaba venderla a una agencia de espionaje rusa, según una denuncia penal del FBI divulgada el día de ayer 17 de enero.

La demanda, presentada el domingo por la noche en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Washington, busca el arresto de Riley June Williams, residente de Pensilvania, por motivos que incluyen la "entrada violenta y conducta desordenada en terrenos del Capitolio", la sede del Congreso en Washington. Por el momento, las autoridades desconocen su paradero.

Basándose en varias fotos y videos de los caóticos disturbios registrados en el Capitolio, un agente del FBI aseguró que Williams fue vista cerca de la oficina de Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes.

Un testigo afirmó ser "la expareja sentimental de Riley June Williams", alegó que ésta planeaba enviar la computadora portátil a un amigo en Rusia para venderla a la agencia de inteligencia extranjera SVR.

Esa venta "fracasó por razones desconocidas, y Williams todavía tiene el dispositivo electrónico o lo destruyó", señala la declaración.

No estaba claro si una computadora portátil perteneciente a Pelosi fue realmente robada. El FBI dijo que continuaba investigando el asunto.