Arizona se convirtió este martes en el primer estado de Estados Unidos en presentar una demanda contra la orden del presidente Joe Biden de vacunación obligatoria para todos los funcionarios federales y las empresas con más de cien empleados.

El fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, del Partido Republicano, anunció que formalizará la demanda contra lo que a su juicio es una acción "inconstitucional" del mandatario, del Partido Demócrata.

"El gobierno federal no puede obligar a la gente a vacunarse contra el Covid-19", dijo Brnovich en un comunicado. "La administración Biden está de nuevo burlándose de nuestras leyes para imponer su agenda radical", agregó.

En la demanda, el fiscal general de Arizona, estado fronterizo con México, argumentó que la obligatoriedad de las vacunas viola la Cláusula de Igualdad establecida en la 14ª enmienda de la Constitución, al "favorecer" a migrantes ingresados ilegalmente al país en detrimento de los ciudadanos estadounidenses.

"Los migrantes que han cruzado la frontera sur ilegalmente no son objeto de ninguna exigencia de vacunación, incluso cuando entran directamente a Estados Unidos", dijo Brnovich.

"Esto refleja un innegable e inconstitucional favoritismo a favor de migrantes ilegales", prosiguió.

Brnovich pidió a un tribunal que declare inconstitucional la obligatoriedad de la vacunación.

Varios gobernadores republicanos se han manifestado en contra de la orden de Biden.

Al ser consultado la semana pasada sobre los desafíos legales de endurecer las reglas de vacunación, un Biden desafiante dijo: "Que lo hagan (demandar)".

La medida de Biden se lanzó justo cuando la variante delta ha impulsado el aumento de los casos de Covid-19 en el país.

Al anunciar la orden, Biden se refirió al estimado de 80 millones de elegibles estadounidenses que aún no recibieron su dosis para inmunizarse contra la enfermedad que ha dejado más de 650.000 muertos en Estados Unidos.

"Hemos sido pacientes, pero la paciencia se está acabando", dijo el presidente de 78 años. "Y tu negativa nos cuesta a todos, así que, por favor, haz lo correcto".

La decisión de Biden obliga a todos los funcionarios federales a vacunarse, así como a las empresas con más de cien empleados. Las compañías podrían ser multadas si no cumplen con el mandato.

rrg