Argentina comenzará a utilizar vacunas de los laboratorios Astrazeneca y Moderna como segundas dosis para completar la inmunización contra el Covid-19 de quienes hayan recibido la Sputnik V, anunció este miércoles la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

"Estamos en condiciones de avanzar para intercambiar diferentes vacunas, empezando con la Spuntik V, con Moderna y AstraZeneca. Es de las que tenemos información de seguridad y de inmunogenecidad", afirmó la ministra. Se podrá también combinar también Astrazeneca con Moderna.

La Sputnik V fue la primera vacuna contra el Covid-19 en llegar a Argentina, en diciembre de 2020, y luego a una decena más de países en América Latina, pero ocho meses después y en medio de los temores por la propagación de la altamente contagiosa variante delta, las segundas dosis son escasas.

La decisión de combinar vacunas "es voluntaria, reforzando el concepto de que es seguro, eficaz e importante poder recibir la segunda dosis lo más rápido posible", dijo la ministra.

"Los resultados preliminares de un análisis interino en relación a la seguridad y la inmunogenecidad han sido satisfactorios y alentadores", insistió la ministra.

Ante el riesgo potencial que genera la variante delta que aún no es predominante en Argentina, el gobierno se puso como objetivo llegar a fin de agosto con al menos 60% de la población mayor de 50 años con el esquema de vacunación completo.

Para cumplirlo, se necesitan 2.3 millones de dosis, precisó la ministra.

En el primer semestre del año, Argentina había priorizado vacunar a la mayor cantidad de gente con la primera dosis.

Hasta este miércoles, 25.5 millones de personas (56.6% de la población) recibieron al menos la primera dosis, de las cuales 7.5 millones (16.6%) tienen el esquema completo de vacunación.

Argentina, de 45 millones de habitantes, cuenta hasta ahora con unas 35.5 millones de dosis de Suptnik V, Sinopharm y Astrazeneca, además de 3,5 millones de Moderna llegadas hace 15 días con las que empezó a vacunar a adolescentes con comorbilidades.

El laboratorio privado argentino Richmond prometió suministrar unos 3 millones de dosis del segundo componente de Sputnik V antes de fin de mes, luego de que se anunciara que sus primeras muestras superaron el control de calidad.

Además, se espera recibir en agosto entre 3 y 3.5 millones de vacunas de AstraZeneca y otros 8 millones de Sinopharm, precisó la ministra.

El "estudio colaborativo" con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), del que participan además cinco distritos argentinos, incluye también a la combinación con la vacuna Sinopharm, producida en China, pero los resultados de estas pruebas aún no son concluyentes.

Argentina registra casi 5 millones de contagios y más de 106,700 muertos desde que se inició la pandemia.

rrg