París. El ultraderechista Frente Nacional ha sido derrotado en las elecciones regionales a pesar de haber dominado la primera ronda, según proyecciones de tres agencias encuestadoras.

La dirigente de ese partido antiinmigrantes, Marine Le Pen, y su sobrina perdieron el domingo en elecciones de dos provincias francesas que eran consideradas una prueba para el Frente Nacional.

Se proyecto que los conservadores o los socialistas ganaron las elecciones en las 13 provincias de Francia. Según las proyecciones, Le Pen ganó alrededor de 42% en la región Nord-Pas de Calais, y el conservador Xavier Bertrand ganó 57 % y que la sobrina de Le Pen, Marion Marechal-Le Pen, obtendrá 45% en Provence-Alpes-Cote d’Azur, en el sur. El alcalde de Niza, el alcalde de Christian Estrosi, obtendría 55%, según los cálculos. El Frente Nacional era favorito en la segunda y decisiva ronda.

Se estimaba que Le Pen podría tener un buen momento de popularidad tras los ataques extremistas de París y la crisis migratoria que enfrenta Europa, y el partido quedó primero en seis de las 13 reconfiguradas regiones galas en la primera vuelta de hace una semana.