Hanau. Alemania se encontraba conmocionada por un doble ataque contra bares que dejó nueve muertos en la ciudad de Hanau, cerca de Frankfurt, un atentado con claras motivaciones “racistas”, según las autoridades.

El presunto atacante, Tobias R, un alemán de 43 años, fue hallado sin vida en la mañana de este jueves en su departamento, junto al cuerpo de su madre, muerta por disparos, lo que lleva a un total de 11 fallecidos.

Las víctimas, algunas de las cuales son de origen o nacionalidad extranjera, tenían entre 21 y 44 años, según la fiscalía. Un bosnio y un búlgaro figuran entre los fallecidos.

Víctimas de origen kurdo

El padre del único sospechoso fue hallado indemne, fuera del departamento.

La fiscalía antiterrorista está investigando si el autor tuvo algún cómplice para llevar a cabo estos ataques, cuyo móvil es “profundamente racista”.

La primera matanza tuvo como blanco el miércoles por la noche un bar de narguilé, el Midnight, en el centro de Hanau, ciudad de unos 100,000 habitantes y a 20 km de Frankfurt.

Luego el atacante partió en automóvil a otro establecimiento, el Arena Bar, en el barrio de Kesselstadt, donde disparó contra quienes estaban en la zona de fumadores, matando a otras cinco personas, entre ellas una mujer.

Entre los muertos figuran “varias víctimas de origen kurdo”, según un comunicado de la Confederación de las Comunidades del Kurdistán en Alemania, que acusó a los dirigentes alemanes de no luchar “decididamente contra el terrorismo de extrema derecha” que acecha al país.

El presunto autor, que siguió una formación de consejero financiero después de cursar estudios de gestión, dejó un video y un manifiesto de 24 páginas, que la AFP pudo consultar.

En él, hace un llamamiento a “exterminar” la población de al menos 24 países, entre ellos los del norte de África, Medio Oriente, Israel o el sur de Asia. Introduce tesis raciales, y asegura que ha estado vigilado por los servicios secretos desde su infancia.

Los investigadores también encontraron su automóvil, que contenía municiones y cargadores. El sospechoso tenía licencia de caza.

“Podría haber sido yo”

Este jueves, una decena de personas se concentró frente a los locales. Algunas lloraban.

“Conocía bien a la gente que estaba en este bar. No es normal lo que pasó, podría haber sido yo”, dijo Ahmed, un vecino del barrio de 30 años.

Los titulares de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, de la Eurocámara, David Sassoli, y del Consejo Europeo, Charles Michel, se dijeron “conmocionados” por la tragedia y condenaron el “odio” y la “violencia”.