Alepo. El Alepo dominado por enemigos del presidente sirio, ha caído. Más de un millar de personas fueron evacuadas de la ciudad en una operación que sella la victoria del régimen en la batalla por la segunda ciudad siria.

Un segundo convoy salió de Alepo en la noche, anunció la televisión siria, después de la primera caravana de la mañana integrada por 951 personas, entre ellas 108 heridos, y de las cuales unos 200 eran rebeldes , indicó una fuente militar.

El acuerdo tuvo lugar exactamente un mes después del inicio de la ofensiva final de las fuerzas gubernamentales, apoyadas por la aviación rusa, milicianos del movimiento libanés Hezbolá y combatientes iraníes e iraquíes, el 15 de noviembre.

En un vídeo dirigido a los sirios, el presidente Bashar al Asad aseguraba que la liberación de Alepo era un momento histórico .

Unos 15 vehículos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de la Media Luna Roja siria, seguidos de 13 ambulancias y 20 autobuses verdes componían la primera caravana.

Los heridos serán trasladados a los hospitales cercanos para recibir tratamiento , dijo Ahmad al Dbis, que dirige la unidad de médicos y voluntarios que coordinan la evacuación cerca de la localidad de Jan al Assal.

Volveremos

Las personas evacuadas pasaron horas congregados en el lugar de recogida en el distrito de Al Amiriya, en el sur de Alepo. El acuerdo concierne a unas 4,000 personas, de acuerdo a la televisión siria.

Algunas personas de edad lloraban, otras estaban contentas de dejar atrás el infierno y algunas dudaban en subir a los autobuses por miedo a ser interceptadas por las fuerzas del gobierno.

En la ventana llena de polvo de uno de los autobuses alguien había escrito: Un día volveremos .

Paralelamente, otra operación de evacuación de 1,200 heridos y enfermos y sus allegados tenía lugar en Fua y Kefraya, dos ciudades chiitas sitiadas por los rebeldes en la provincia de Idleb, hacia zonas controladas por el régimen.

Idleb, provincia vecina de Alepo, es el último bastión de la rebelión que controla además apenas algunos sectores dispersos en Daraa (sur) y cerca de Damasco.

Fracaso moral internacional

No le vemos futuro al presidente Asad en Siria. No hay victoria en bombardear hospitales (...) para acabar en un país del que sólo controla 40% , dijo el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, en una rueda de prensa junto a su homólogo estadounidense Ashton Carter.

Boris Johnson, canciller británico, anunció que había convocado a los embajadores ruso e iraní para expresar su profunda inquietud por la situación.

Francia encabezó el trabajo para lograr que sesione de manera urgente el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La humanidad exhala su último suspiro en Alepo , denunciaron 25 ONG en una declaración publicada en Gaziantep, Turquía, condenando el fracaso moral de la comunidad internacional .