Washington. El presidente Trump expresó que el fiscal especial Robert S. Mueller no debería declarar ante el Congreso, revirtiendo su posición anterior de que dicha decisión depende del fiscal general, William P. Barr.

“Bob Mueller no debería testificar”, sostuvo Trump en un tuit escrito durante la tarde. “¿Por qué los demócratas necesitan ahora a Robert Mueller?”

Trump insistió también en que el informe de 448 páginas de Mueller no encontró ninguna colusión ni ninguna obstrucción a la justicia, exagerando las conclusiones de la investigación de casi dos años.

Hasta ahora se ha publicado una versión del documento incompleta. Los demócratas del Congreso están luchando con Barr para obtener el informe completo.

En el informe, el equipo de Mueller escribió que, si bien la investigación estableció que la campaña de Trump “esperaba que se beneficiaría electoralmente de” la información robada por Rusia para ofrecer su respaldo al candidato republicano, “no estableció que los miembros de la campaña de Trump conspiraron o coordinaron estrategias con el gobierno ruso” en sus actividades de interferencia electoral.

Mueller también encontró 10 episodios de posible obstrucción de la justicia, pero finalmente concluyó que no fue su decisión determinar si Trump violó la ley.

¿Depende de Barr?

En el tuit Trump marcó un cambio de postura respecto a lo que dijo el viernes durante una rápida interacción con reporteros en la Oficina Oval. Cuando se le preguntó si Mueller debería declarar ante el Congreso y si le gustaría ver al fiscal especial hacerlo, Trump respondió: “No lo sé. Eso depende de nuestro fiscal general, que creo que ha hecho un trabajo fantástico”.

El mes pasado, Barr dijo en una conferencia de prensa que no tiene ninguna objeción a que Mueller testifique, y lo repitió la semana pasada durante su testimonio ante el Comité Judicial del Senado.

Trump y los demócratas de la Cámara de Representantes están envueltos en una batalla. Trump se comprometió a “combatir todas las citaciones” de los demócratas para que declaren funcionarios de su gobierno.

Las tensiones entre la administración de Trump y el Congreso podrían crecer esta semana, cuando el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerrold Nadler, lance un citatorio por desacato contra Barr por no entregar el informe completo.

Los demócratas no están solos en buscar el testimonio de Mueller. A principios del mes pasado, el principal republicano en el Comité Judicial, el representante Douglas A. Collins, instó a Nadler a invitar a Mueller a declarar.

El caso Mueller que trata sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2026, no está cerrado.