Guatemala. La fiscalía presentó el miércoles la acusación formal contra el ex presidente guatemalteco Otto Pérez Molina, quien renunció al cargo acusado por hechos de corrupción.

Francisco Sandoval, fiscal a cargo de la investigación, dijo a periodistas que los delitos por los que se acusa a Pérez Molina son asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Se finalizó la investigación contra el señor Pérez Molina , dijo el fiscal, quien agregó que se presentaron 200 medios de convicción (pruebas) de su participación en tales delitos.

Pérez Molina renunció al cargo de presidente el 4 de septiembre de este año, luego de que la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), lo acusaran de ser parte de una estructura que defraudó al Estado guatemalteco por varios millones de dólares.

Junto a Pérez Molina también habrían participado la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, quién también renunció al cargo. Ambos, que están en prisión, han negados los cargos.

Según la CICIG, un órgano de Naciones Unidas a cargo de desarticular aparatos clandestinos y de seguridad en el Estado guatemalteco, Pérez Molina y Baldetti consintieron y permitieron operaciones y se beneficiaron de una estructura denominada la línea , la cual estaba integrada por funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para que les ayudaran a evadir impuestos y con ello defraudar al Estado guatemalteco.

Por el caso, más de 100 personas entre ex funcionarios, particulares y empresarios son investigados.