Desde la gran reforma de los 80, en México tuvimos una legislación laboral bastante estática con cambios poco relevantes. Fue hasta el 1 de diciembre del 2012 que se realizó una reforma que, para muchos, fue insuficiente para las realidades y, sobre todo, para las exigencias y presiones que había recibido nuestro país, respecto al cumplimiento formal de obligaciones en materia de trabajo.

En observancia de los compromisos internacionales adquiridos por México, como el CPTPP, el T-MEC y la ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, pero sobre todo, de la reforma constitucional del 2017, los cambios a la Ley Federal del Trabajo aprobados por el Congreso y publicadas en el Día Internacional del Trabajo, trajeron cambios sustanciales a los procedimientos laborales, no sólo al establecer la eventual eliminación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, sino que también se hace una modificación radical a los procedimientos, y se cambia radicalmente la dinámica de la contratación y negociación colectiva. Sin embargo, esto no entra de manera inmediata.

Los conflictos individuales seguirán siendo llevados por las Juntas de Conciliación y Arbitraje bajo el procedimiento ordinario en vigor antes de la reforma del 1 de mayo del 2019, hasta que los estados de la República y el gobierno federal pongan en funciones a los tribunales laborales. De acuerdo con lo que establece el artículo quinto y sexto transitorios de la reforma, no será sino hasta dentro de tres años para que inicien operaciones los tribunales laborales locales, y hasta cuatro años los tribunales federales.

Sin embargo, con el fin de conciliar más de lo que se judicializa, la reforma establece la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, órgano encargado de una etapa prejudicial obligatoria. Si bien, no será para todos los casos y procedimientos, dicha etapa tiene una verdadera intención de resolver los asuntos antes de llegar a un “pleito”.

El hacer la pregunta: “¿Se van a arreglar o no?”, dista de una resolución profesional de los conflictos, por lo que esperamos tener conciliadores capacitados. Para estar en la misma sintonía con los tribunales laborales, los estados de la República tendrán tres años para que pongan en funcionamiento sus centros de conciliación. Tratándose de asuntos de naturaleza federal, será el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, quien a partir del funcionamiento de los tribunales laborales (cuatro años), otorgará la función conciliatoria.

Ahora bien, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral concentrará el monopolio de la función de llevar el registro de los sindicatos, contratos colectivos de trabajo y reglamentos interiores. Tanto para el gobierno mexicano como para las instituciones que criticaron fuertemente al país por no tener una negociación efectiva de contratos colectivos, pareciera que corren las prisas por echar a andar la función registral del centro. Es por eso que el artículo segundo transitorio de la reforma señala que, para antes del 1 de noviembre del 2019, el Congreso debe de expedir la ley orgánica que dé vida al centro. Además, el artículo tercero transitorio señala que la función registradora debe de iniciar funciones en un plazo no mayor a dos años.

Ya para finalizar, uno de los términos qué más impactan y que han puesto especial atención los patrones y los sindicatos, es el que establece el artículo undécimo transitorio. Éste establece que los contratos colectivos existentes deben revisarse cuando menos una vez en los siguientes cuatro años, conforme al procedimiento establecido por el artículo 390 Ter, esto es, que cuando menos una revisión de tabulador de salarios o de contrato colectivo integral se tiene que realizar, contando con el respaldo de la mayoría de los trabajadores mediante el voto libre, personal y secreto. Es por eso que las empresas ya deben hacer ejercicios de negociación donde involucren a todo el personal sindicalizado.

El autor es socio de la Práctica Laboral, Seguridad Social y Migratorio Sánchez Devanny Eseverri, S.C.