El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es una clave que identifica como contribuyentes a las personas físicas o morales en México para controlar el pago de impuestos frente al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Toda persona que realice alguna actividad económica, que deba pagar impuestos necesita hacer su inscripción en el RFC del SAT.

El RFC también permite acceder a diversos servicios como la apertura de cuentas bancarias, acceso a tarjetas de crédito, programas sociales, entre otros.

¿Cómo tramitar mi RFC?

Para generar automáticamente este registro como persona física sólo es necesario contar con Clave Única de Registro de Población (CURP), ser ciudadano mexicano y ser mayor de 18 años. 

El trámite es gratuito y ya no es necesario acudir a las oficinas del SAT, ya que desde noviembre de 2013 el Servicio de Administración Tributaria habilitó la posibilidad de inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes vía internet, estos son los pasos a seguir: 

1. Al ingresar al sitio del SAT, se coloca el cursor en “Trámites del RFC” del menú superior, para desplegar las diversas opciones.

2. Seleccionar la opción “Obtén tu RFC con Clave Única de Registro de Población”. 

3. Al acceder se debe consultar la CURP

4. Capturar un código para la verificación y seguridad del trámite.

5. Revisar que los datos capturados sean correctos.

6. Posteriormente se pide introducir los datos de domicilio y correo electrónico. 

Al completar estos pasos se obtiene un acuse único de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes que contiene cédula de identificación fiscal y código de barras bidimensional (QR).

Este trámite se puede realizar vía internet en cualquier día del año, las 24 horas del día.

Existen casos especiales donde es necesario acudir a los módulos del SAT como:

  • Menores de edad.
  • Personas con incapacidad legal jurídicamente declaradas.
  • Personas que realicen exportación de servicios o exposiciones.
  • Residentes en el extranjero con o sin establecimiento permanente en México.
Tramitar el RFC
Tramitar el RFC

En caso de que se necesite tramitar el RFC de forma presencial es necesario:  

  • Agendar tu cita por internet.
  • Acudir con la documentación del trámite de RFC a la oficina del SAT.
  • Entregar la documentación (sin tachaduras) a la autoridad fiscal que atenderá el trámite.
  • Se recibe la solicitud y acuse único de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes.

La documentación requerida depende de cada caso en particular. 

¿Qué información tiene el RFC?

El RFC es una clave alfanumérica de 13 caracteres y se forma con:

  • Primera letra vocal interna del primer apellido.
  • Primera letra del segundo apellido.
  • Primera letra del primer nombre del contribuyente.
  • Fecha de nacimiento aa/mm/dd.

La homoclave asignada por el SAT, es calculada con un algoritmo de público conocimiento, con dígito verificador para evitar claves duplicadas y homónimos.

Al tramitar el RFC no se adquiere alguna obligación fiscal, y no se deberá presentar algún tipo de declaración ante el gobierno, hasta que comience a tener alguna actividad económica que requiera pagar impuestos, según la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

En caso de necesitar asesoría, el SAT ofrece orientación telefónica por MarcaSAT en el 5562722728, además de asistencia por internet y un chat uno a uno en su sitio web.