Al primer trimestre del 2011, hay cerca de 10,375 millones de pesos en cartera vencida por deudas de aproximadamente 1 millón de personas que cuentan con tarjetas de crédito y que cayeron en morosidad, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Para resolver estas circunstancias, hay alternativas. Una de ellas son las reparadoras de crédito. Si usted ha caído en cartera vencida y el agua le llega hasta el cuello, puede acudir con un especialista si no tiene tiempo de ir directamente al banco.

Las reparadoras de crédito son empresas dedicadas a ayudar a las personas que ya no pudieron pagar sus cuentas y cayeron en atrasos, ya sea de tarjeta de crédito o préstamos personales y que buscan la forma de liquidarla.

Según Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Resuelve tu Deuda: Se busca lograr el mejor acuerdo entre dos partes, el acreedor -en este caso el banco- y el deudor .

La reparadora opera como un intermediario entre el deudor y el banco, su labor consiste en acudir a la institución financiera y solicitar a nombre del cliente por lo menos 24 meses para cubrir el adeudo. Durante este tiempo, el acreedor congela la deuda y el deudor tiene que ahorrar por lo menos 50% de su saldo vencido. Al término de este periodo la reparadora acude con el banco y negocia a partir de la cantidad ahorrada.

Cabe mencionar que con esta reestructura usted tiene automáticamente una nota mala en el Buró de Crédito.

LOS BENEFICIOS DE UNA REPARADORA DE CRÉDITO

Los cuatro puntos fundamentales que brinda una reparadora de crédito son: asesoría legal y financiera, apoyo para canalizar las llamadas de los cobradores, lograr descuentos de hasta 50%, y rehabilitar al deudor para que vuelva a ser sujeto de crédito.

Zorrilla explica que cada una de las reparadoras de crédito funciona bajo un modelo diferente.

EL POTENCIAL

Las reparadoras de crédito tienen un mercado amplio por atender. Actualmente existen en circulación 22 millones de tarjetas de crédito, según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Bajo esa estimación, calculamos que entre 1 millón y 1 millón 250,000 personas tarjetahabientes enfrentan cartera vencida , comentó Juan Pablo Zorrilla.

NO HAY REGULACIÓN

LAS TRES QUE SON RECONOCIDAS

Existen solamente tres reparadoras de crédito reconocidas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que son la Reparadora Nacional de Créditos, Resuelve tu Deuda y Deuda Fin.

Gabriela Delgado, asesora financiera de la Reparadora Nacional de Crédito, asegura: A pesar de que no hay mucha competencia, existen empresas apócrifas en todo el país, situación que perjudica de forma importante a las establecidas legalmente .

Alberto Bravo, director de Deuda Fin, comentó que apoya a la Condusef en la moción hecha de que se regule este tipo de empresas directamente en el Congreso de la Unión.

Marco Carrera Santa Cruz, vocero de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) comentó que al carecer en este momento de una normatividad y presentarse un fraude de una empresa que se hace pasar por reparadora de crédito, se tiene que resolver el problema de particular a particular. Llevamos años tratando de crear una normatividad para las reparadoras de crédito, pero ha sido difícil.

En lo que resta del sexenio seguramente se mantendrá igual debido a los tiempos políticos que vive el país , comentó.

Además de la supervisión que actualmente tienen por parte de la Profeco, las reparadoras han propuesto al Congreso que también las regule la Condusef y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

CÓMO REESTRUCTURAR

Las empresas reparadoras de crédito tienen modalidades diferentes en su operación,

y para ayudarle a reestructurar su deuda solicitan:

RESUELVE TU DEUDA:

Que tenga más de dos tarjetas.

Más de 35,000 pesos en deuda.

Atraso en sus pagos.

Que tenga capacidad para realizar el ahorro.

Cobra 10% sobre el total de la negociación lograda.

REPARADORA NACIONAL DE CRÉDITO:

Presentar papeles personales (acta de nacimiento, credencial de elector, estado de cuenta).

Cobro inicial de 1,800 pesos para gastos de investigación.

Cobro final de 3% sobre la negociación final.

DEUDA FIN:

Deuda mínima de 10,000 pesos.

Cobro de 50 pesos mensuales por cada 10,000 de deuda durante el tiempo que dure el proceso.

Cobra 2% de costo sobre descuento en negociación de más de 100,000 pesos de deuda.

[email protected]