Atrás quedó el tiempo en que la mujer sólo se dedicaba a las labores del hogar y a ser madre. Hoy se suma un nuevo rol a su vida: ocupan puestos directivos en las organizaciones y muchas de ellas son empresarias.

Margarita Chico Pérez, directora de Relaciones Públicas y Comunicación de Trabajando.com México, precisó que la sociedad le exige cada vez más a la mujer desenvolverse en varios escenarios y poco a poco ganan terreno en puestos de mayor jerarquía.

Hoy en día el mundo laboral está conformado en 49% por mujeres y 51% por hombres. El sexo femenino rompe paradigmas en las empresas y podemos visualizar que en un periodo de cinco años la cifra será muy pareja , dijo.

Ante un escenario tan competitivo, donde la economía del país presenta periodos de volatilidad y el precio de los productos cambia el patrón de consumo de las familias mexicanas, las mujeres buscan alternativas de ingresos extra a su bolsillo.

Este objetivo de corto plazo es para mantener su nivel de vida y el de su familia sin turbulencias financieras para incrementar y forjar su patrimonio a través del tiempo.

MUJER EMPRENDEDORA

En México la actividad microempresarial entre féminas marca la pauta para generar nuevas empresas o fortalecer a las que ya se tienen y de la mano buscar ingresos adicionales para la economía familiar.

De acuerdo con el INEGI, 25% de los hogares tiene como cabeza de familia a una mujer.

Chico Pérez indicó que las mujeres optan por sacarle provecho a sus hobbies dentro de una empresa o venden diferentes productos (por catálogo o de propia creación) en su tiempo libre.

Enrique Majos Ramírez, director general del Banco Compartamos, dijo que por muchos años las mujeres no tenían acceso a productos y servicios financieros para mejorar su calidad de vida.

El dinero en las familias representa un arma de poder, y por varios años la responsabilidad de las finanzas de un hogar quedaba en manos de los hombres, pues se les consideraba como el principal proveedor.

Sofía Macías Liceaga, especialista en finanzas personales, precisó que las mujeres necesitan inclusión financiera para manejar su dinero y vivir sin deudas.

Para los especialistas las mujeres representan un motor de la economía nacional, pues tienen en sus manos la responsabilidad del ahorro, solicitar un crédito e invertir para formar un patrimonio más sólido en el mediano plazo.

Majos Ramírez compartió que en el mercado hay esquemas de préstamos accesibles para las mujeres que quieren emprender un micronegocio.

Dijo que las mujeres siempre están dispuestas a emprender sin importar su estatus económico o región del país en dónde se encuentren, su objetivo es sacar adelante a su familia.

Para ellas hay créditos van desde 3,000 pesos hasta 1,000,000 de pesos, a liquidar en cuatro meses, y son para mujeres de entre 18 y 70 años de edad cuyo, objetivo es generar una actividad productiva en su comunidad. Préstamos cuyo destino es una actividad productiva hasta oportunidades que complementan el ingreso familiar , explicó.

EN EL MUNDO LABORAL

Mónica Flores, directora general para ManpowerGroup Latinoamérica, reveló que 48% de las mujeres en México ha rechazado un empleo por el impacto en su vida personal. Las ocupaciones típicamente femeninas, es decir, en donde su presencia es mayor, son: trabajadoras domésticas (88.9%), vendedoras ambulantes (62.3%) y maestros y afines en 61.2 por ciento.

Datos del Banco Mundial revelan que 38.5% de la fuerza laboral en México está conformada por mujeres. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía refiere que el salario que se percibe en el país es de 31 pesos por hora, de los cuales las mujeres ganan 30.3 pesos.


ROMPEN PARADIGMAS

Las mujeres mexicanas trabajan bajo objetivos, mismos que incrementan la competitividad empresarial.

  • 38.5% de la fuerza laboral en México es mujer. El INEGI reveló que en el mundo laboral las mujeres reciben un salario aproximado de 30.3 pesos por hora.
  • 52% de las mujeres asegura recibir un salario mayor al de su marido, mientras que 48% dice no recibir mejor paga que ellos.
  • 62% de los mexicanos prefiere tener como jefa a una mujer, por el contrario se estima que 38% prefiere a un hombre.

karla.gomez@eleconomista.mx