Los mexicanos muestran un mayor cuidado al solicitar préstamos debido a que están más conscientes de los casos que ameritan la solicitud de un financiamiento, aunque más de la mitad considera que es difícil acceder a un crédito.

De acuerdo con una encuesta realizada por la principal empresa de préstamos personales a domicilio Provident, en México y la compañía líder de investigación de mercado GfK, 97% de los encuestados asegura que analiza cuidadosamente su situación antes de solicitar un préstamo.

Según el documento Bienestar económico y actitudes sobre la toma de decisiones financieras 2017, 92% de los encuestados suele pedir un préstamo únicamente en caso de emergencia, y llama la atención que 95% de ellos son personas de 25 a 34 años de edad.

Además, 79% de los encuestados aseguró que no solicitan un préstamo de manera impulsiva, cifra que es 5 puntos porcentuales mayor al número de personas que el año pasado aseguró que no pide un préstamo por impulso (74 por ciento).

De manera similar, la mayoría de los encuestados (85%) dijo que no piden más dinero de lo que pueden pagar, cifra que bajó 6 puntos porcentuales comparada con 91% que el año pasado manifestó lo mismo.

A decir de Alejandro Martí, director de Asuntos Corporativos de Provident México, esta tendencia es una respuesta a las acciones de educación financiera.

“Está teniendo algo de efecto todo lo que se está haciendo en el país entre gobierno, iniciativa privada y las diferentes organizaciones en temas de educación financiera; no podría atribuirlo todo a eso, sería difícil, pero sí nos da la impresión de que la gente está siendo más cuidadosa y está entendiendo un poquito mejor los compromisos financieros a los cuales se anexa”.

Además, agregó: “Creo que va de la mano con el tema de que ahora la educación financiera y la información que les llega ya no es por televisión, sino que como tienen acceso a más canales digitales mediante el celular, hay más información disponible que les permite tomar mejores decisiones en sus finanzas personales”.

Es importante destacar que para los mexicanos que contestaron la encuesta, los factores que han sido decisivos a considerar al momento de pedir un préstamo son cuánto pagarán en total, con 49%; si pueden hacer los pagos, con 45%, y si realmente necesitan el dinero, con 41 por ciento.

es difícil acceder a un crédito, consideran

Para 51% de los mexicanos que pertenece a la base de la pirámide económica, es difícil obtener un crédito a través de algún banco o microfinanciera, consideran.

Aunado a esto, factores como el sexo y la edad también pueden influir en el acceso al crédito.

Una muestra de esto es que 43% de las mujeres señalaron que es difícil obtener un préstamo a través de un banco o microfinanciera, mientras que en el caso de los hombres esta proporción es de 40 por ciento.

Asimismo, 57% de los participantes de entre 35 y 44 años de edad manifestó que les ha sido difícil obtener un préstamo, proporción que para quienes tienen entre 45 y 54 años es de 56%, y de 43% para jóvenes entre 18 y 34 años.

Por su parte, 78% aseguró no haber solicitado un préstamo a corto plazo en un banco convencional en los últimos tres años, y 9% dijo que sí lo hizo, pero su solicitud fue rechazada por la institución.

“Sólo 7% del total de las personas indicó que en los últimos tres años solicitaron un préstamo a un banco convencional y les fue otorgado por el valor total de su solicitud.

mexicanos TAMBIÉN SON MÁS OPTIMISTAS con sus finanzas

Por otra parte, la percepción de los mexicanos sobre la economía de los hogares para el 2018 es positiva, a decir del reporte de Provident, e incluso tuvo un ligero aumento, pasando de 62% de los encuestados que así lo considera, en el 2016, a 67% en este año.

Según la encuesta, el porcentaje de personas que consideran que la economía de los hogares empeorará, bajó de 14% en el 2016 a 9% en el 2017, mientras que el porcentaje de personas que consideró que la economía seguirá igual prácticamente no se movió, ya que pasó de 22% en el 2016 a 21% para este año.

La razón de ello, explicó el directivo de Provident, “es una combinación de factores que ha jugado a nuestro favor a lo largo de este año, incluso tomando en cuenta que la perspectiva a principio del 2016 no era muy buena, eso si tomamos como base y le agregamos un poco el factor de optimismo que siempre tenemos los mexicanos”.

Un dato interesante es que la gente es más optimista respecto de la economía familiar que la del país: 67% de los encuestados confía en que la economía familiar mejorará, mientras que sólo 42% considera que la situación financiera en México mejorará el próximo año.

Al preguntarles si la situación financiera de su hogar ha mejorado en los últimos 12 meses, 42% de los mexicanos mencionó que hubo una mejora, mientras que 35% de los encuestados aseguró que la situación en su casa seguía siendo la misma.

juan.tolentino@eleconomista.mx