Es muy importante señalar que las afores, incluso en escenarios muy negativos e improbables, no tienen riesgo de presentar problemas de liquidez por los retiros de desempleo que la crisis económica y financiera derivada de la pandemia del Covid-19.

En la Asociación Mexicana de Afores se ha hecho un ejercicio de modelación de cuatro escenarios, en el que se plantea la pérdida de 1 millón de empleos, 1,575 millones, 1.75 millones y 2 millones de empleos. En estos cuatro escenarios, los montos retirados por desempleo fluctuarían entre 13.35 y 26.7 miles de millones de pesos, lo que representa entre 0.33 y 0.66% de los activos totales del sistema.

De acuerdo con los datos de la situación financiera de la Consar, al cierre de abril del 2020, existían 47,000 millones de pesos líquidos. Si bien número varía en el tiempo, es muy superior a lo que se podría requerir por retiros de desempleo expuesto en los escenarios de arriba, incluso para el más pesimista. Además, existe la opción de ampliar la liquidez en cualquier momento para hacerle frente a los retiros por desempleo en caso de requerirse.

No hay motivos para preocuparse, el SAR cuenta con los recursos y la liquidez suficiente para hacer frente a los retiros por desempleo de los trabajadores. Hasta el momento se han retirados 5.1 miles de millones de pesos por situación de desempleo. Las afores no están una situación de riesgo financiero, cuentan con más de nueve veces la liquidez que, hasta el momento, se ha necesitado. Las y los trabajadores mexicanos pueden estar tranquilos.