Si bien seleccionar una tarjeta de crédito puede resultar complicado por la variedad de servicios, informarse sobre las condiciones vigentes y consultar si el contrato está inscrito en el Registro de Contratos de Adhesión son dos recomendaciones básicas a la hora de elegir una institución bancaria.

También se debe comparar con otros productos similares que se ofertan en el mercado, así como consultar las cláusulas ilegales o abusivas publicadas en el portal de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El organismo regulador sugiere además que en caso de que ya se haya firmado el contrato, es necesario revisar el estado de cuenta de la tarjeta de crédito, donde se informan los cambios al convenio, por ejemplo, aumento de comisiones, modificaciones de tasas o de alguna otra cláusula.

También analizar los intereses y los cargos del estado de cuenta y si no se está conforme, acudir a la unidad especializada de la institución bancaria seleccionada.

La Condusef dio a conocer este martes que analizó contratos, estados de cuenta y carátula de 15 expedientes elegidos aleatoriamente por cada institución financiera, con el fin de verificar la normatividad en lo referente a las tarjetas de crédito y detectó que los bancos más grandes del país manejan un doble contrato en su producto, el que presentan y registran ante la institución, el cual cumple con la normatividad, y el que le dan y hacen firmar a sus clientes, que reporta varias inconsistencias en tasas de interés y comisiones.

Así, el usuario de servicios financieros se ve afectado al no recibir documentos que cumplan con la normatividad aplicable, lo que podría ocasionarle un perjuicio económico al pagar intereses o comisiones por encima de las pactadas.

Los resultados de la supervisión del producto de tarjeta de crédito revelan que el principal producto reclamado ante los bancos es la tarjeta de crédito, con 2.7 millones de plásticos de un total de 4.2 millones de quejas presentadas al cierre del 2012.

Las modificaciones ordenadas por la Condusef y realizadas por las instituciones financieras en los contratos de adhesión, carátulas y estados de cuenta, generalmente, tardan mucho o no llegan a utilizarse en las sucursales de las instituciones.

Ello provoca que los usuarios reciban versiones anteriores a las que se encuentran vigentes, por lo que la Condusef pone a su disposición, ante cualquier duda o consulta adicional, el teléfono (01800)999-8080 o bien visitar la página www.condusef.gob.mx.