A pesar de que las opciones para moverse en la ciudad han incrementado, y de lo saludable que es recorrer la ciudad en una bicicleta o poder escuchar música o leer de camino al trabajo, las condiciones no siempre son las propicias para un viaje cómodo, por lo que tener un vehículo propio es considerado una prioridad por varios, dadas éstas y otras razones.

Sin embargo, poseer un automóvil podría fácilmente considerarse una decisión financiera irracional, advierte el documento Me, my car, my life... in the ultraconnected age de la consultora KPMG. El estudio ejemplifica esto destacando la devaluación de 11% que en promedio sufre un vehículo nuevo al minuto de ser sacado de la agencia.

En México, el dato no es más alentador. Cuando un auto deja la agencia pierde 20% de su valor total, y a partir de ahí la depreciación que sufre al cabo de tres años puede ascender a 40% , advirtió Edmundo Montaño, director general de Carmudi México.

Por ello, en el caso de que sea la primera vez que está pensando en adquirir un auto, es recomendable que lo haga con base en sus necesidades, dado que el vehículo para desplazarse al trabajo en la ciudad no será el mismo que para ir a un viaje con los amigos en carretera, puntualiza por su parte Fernando Gómez Arriola, director de Nexu, un bróker automotriz cuyas estadísticas de solicitudes de crédito, de personas de 30 años o menores, muestran que 50.25% buscaba un auto nuevo y 75% uno seminuevo.

Respecto de un vehículo usado, es recomendable que opte por uno para evadir una pérdida en el precio del bien, así como para afrontar otros escenarios que podrían darse si no ha tenido experiencia siendo propietario de un vehículo.

Un auto usado debe ser la opción de primer vehículo por varias razones. En primera instancia, no se suelen tener los recursos financieros suficientes (cuando se adquiere el primer vehículo) para solventar un auto de agencia, y uno usado será más barato , añadió Montaño.

Asimismo, dijo, cuando una persona carece de experiencia al volante existe un gran riesgo de cometer errores al manejar, y por lo tanto los choques o rayones que pueda padecer el vehículo tendrán un impacto menor en el valor de un auto usado que de uno nuevo.

No obstante, las tasas de interés más bajas se ofrecen para los autos nuevos, porque representan menos riesgo dado que es probable que no sufra daños por varios años, refiere Arriola.

Ahorre para un ?financiamiento amigable

Los esquemas de financiamiento no son exclusivos de los autos de agencia, dado que también estos establecimientos suelen ofrecer planes de pago, cuyas condiciones suelen darse dependiendo de qué tan buen historial crediticio tenga, y cuán alto sea el porcentaje que pueda dejar de enganche.

Hay dos factores que intervienen en el costo de autos usados: las tasas muchas veces pueden ser mejores porque están empujadas por las agencias automotrices que quieren vender mayor volumen, pero una persona que tenga un buen historial crediticio y un buen enganche también (puede) encontrar buenos financiamientos en autos usados, todo dependerá de las características del comprador , enfatizó.

Respecto del enganche, los expertos coinciden que entre más alto, mejor; mientras uno de 50% del costo del vehículo le puede dar muy buenas tasas, uno abajo de 20% encarecería de manera importante el financiamiento.

En tanto, si a tasas caras le añade plazos de pago muy largos, puede ser nocivo para sus finanzas. El plazo depende mucho de la tasa que consiga; si alguien por efectos de un mal historial, por ejemplo, tiene una tasa muy alta, el hecho de que su crédito se pague en más tiempo le va a afectar más financieramente, ya que comprometerá por más tiempo un porcentaje de sus ingresos mensuales , dijo el director de Carmudi.

Usado, pero seguro

En el mercado actual, si opta por un vehículo usado puede ir a una agencia o lote para tener la certeza de que no adquiera un auto con fallos mecánicos, aunque el costo aumenta e incluso, advierte Montaño, los de segundo uso pueden ser un gancho para que los vendedores se encarguen de colocar autos nuevos.

Por ello, el directivo recomendó optar por servicios de venta que le ofrezcan garantías en las condiciones del vehículo, y que comprueben que éste no sea robado, tenga todas las tenencias y un cuidado mecánico y estético óptimo.

Si se decide por un auto ofrecido por vendedores particulares, los especialistas recomendaron buscar a un mecánico de su confianza para que lo revise, ya que en ocasiones suelen ponerse a la venta vehículos truncados, con kilometraje falso o problemas que en general alguien que no sea experto pasará por desapercibido.

En cuanto al precio, el mercado automotriz tiene a disposición de los usuarios la Guía Autométrica mejor conocida como Libro Azul en el cual se refleja el monitoreo de precios a los vehículos que se compran o venden. Esta guía es mensual, y muy útil para conocer el valor en el mercado del vehículo que desea. Puede consultarse gratuitamente en línea.

undefined

[email protected]