El mejor modo de resolver una dificultad ?es tratar de no soslayarla

Noel Clarasó

Factores: Aunque diversas variables influyen en el comportamiento del mercado accionario mexicano, todas ellas pueden identificarse dentro de cuatro grupos: 1) fundamentales 2) estructurales 3) psicológicas y 4) técnicas. En este momento existe un poco de todas y, desafortunadamente, su balance no es bueno. Sólo por mencionar algunas:

FUNDAMENTAL: 1) Menor perspectiva de crecimiento económico en el país (PIB de 1.6% estimado al 2017); 2) fuerte alza acumulada en las tasas de interés y expectativa de 100, un alza de 100 puntos base más el resto del año; 3) amenaza de reducción en la calificación crediticia México, etcétera.

ESTRUCTURAL: Algunas empresas importantes dentro de la muestra del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) han visto disminuir su ritmo de crecimiento en resultados, evitando así una reducción en múltiplos.

PSICOLÓGICA: A pesar de la aparente debilidad que recientemente muestra el factor Trump, continúa percibiéndose como un tema incierto y de riesgo.

TÉCNICA: El IPC no ha tenido una corrección importante pese a un contexto adverso desde sus máximos en agosto pasado, cercano a los 49,000 puntos.

CONSECUENCIAS: Los factores antes descritos se traducen finalmente en crecimientos a nivel operativo (EBITDA) y valuaciones (múltiplos P/U, FV/EBITDA y/o P/VL) a nivel índice accionario. La condición de ellos se refleja de manera lógica y natural en los rendimientos de esta alternativa de inversión.

La tabla anexa ofrece una interesante estadística y correlación entre estos indicadores y el resultado (variación anual del índice bursátil). Observe cómo en los años de mejores resultados (el 2003, el 2004, el 2005, el 2006, el 2009 y el 2010) los crecimientos operativos (EBITDA) del indicador bursátil promediaban cifras cercanas a 20 por ciento. En esos mismos años el múltiplo FV/EBITDA difícilmente superaba 8.0x, al tiempo que el ritmo de la economía (PIB) en promedio reportaba crecimientos superiores a 3 por ciento.

Actualmente, el crecimiento operativo (EBITDA) apenas regresa a 10%, el múltiplo FV/EBITDA es mayor a 10.2x y el crecimiento económico del país, que en el 2016 fue de 2.3%, se estima disminuya a 1.6% este año. Ante dicha circunstancia, el potencial del IPC parece limitado; nuestro pronóstico de 49,800 puntos a fin de año ofrece un rendimiento cercano a 5% cuando la tasa de referencia (Cete de 28 días) es de 6.25% y pudiera terminar el año en 7.25 por ciento.

RESCATABLE: Lo rescatable de esto es que el IPC es cada vez menos representativo de todas las emisoras del mercado y que, a diferencia del índice general, existen empresas con tasas de crecimiento operativo muy superiores y valuaciones de más de 10% debajo de su promedio de cinco años. Algunos nombres son: Rassini, Oma, Pinfra, Alsea, AC y Vitro, cuyos precios objetivos pudieran avanzar más de 15% al cierre de año, y, por ello conforman nuestras mejores ideas para ser dueño de ellas. No olvide: Usted no compra y vende el mercado... Usted invierte en empresas y es dueño de ellas .

El autor es director general adjunto de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+. Puede escribir sus dudas y comentarios al correo

[email protected]