La confianza que depositamos en nuestros empleadores, jefes y compañeros de trabajo repercute directamente en la calidad y convicción con la que realizamos nuestras labores. Trabajar en un ambiente en el que se fomenta este valor entre todos los miembros del personal contribuye a la obtención de mejores resultados.

De acuerdo con la consultoría EY, existen marcadas diferencias entre la confianza que depositan en sus empleadores y jefes las diferentes generaciones de trabajadores a nivel mundial: los Baby Boomers, la Generación X, los Millennials y la Generación Z.

NOTICIA: Ingenieros, sin sobresalir dentro de los profesionistas ocupados en el país

EY, en colaboración con Harris Poll, llevó a cabo una encuesta online, entre marzo y mayo del 2016, a más de 9,800 trabajadores de tiempo completo, de entre 19 y 68 años de edad, en un total de ocho países: Brasil, China Alemania, Japón, México, Reino Unido y Estados Unidos.

El propósito de esta encuesta es presentar una visión global de la confianza dentro de los espacios de trabajo, así como obtener información relevante acerca de lo que le inspira más confianza a las personas dentro de los ambientes de trabajo , dijo Karyn Twaronite, oficial global de Diversidad e Inclusión de EY.

NOTICIA: Sólo 25% de las empresas conocen las competencias para el futuro del trabajo

La investigación de la consultoría EY incluye un apartado que aborda a las personas pertenecientes a la Generación Z, la cual consideró las respuestas de más de 3,000 jóvenes, de entre 16 y 18 años de edad, con respecto a la persona en la que confían más a la hora de tomar decisiones acerca de su primer empleo de tiempo completo y sobre el impacto que ha tenido la experiencia laboral de sus padres en quienes forman parte de esta generación.

Baby Boomers, Generación X y Millennials

A nivel mundial, menos de la mitad de los trabajadores encuestados confía plenamente en sus empleadores. India, México y Brasil son los países en los que las personas confían más tanto en sus jefes como en sus empleadores. Curiosamente, en Japón, Reino Unido y Estados Unidos, países que se encuentran entre los primeros 10 lugares en el Índice de Competitividad Mundial realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la confianza de los empleados hacia su empleador no rebasa 40 por ciento.

En la mayoría de los países, las personas encuestadas respondieron que confiaban más en sus jefes y equipos de trabajo que en sus empleadores. En Estados Unidos, por ejemplo, hay una marcada diferencia entre la confianza que los empleados depositan en sus jefes (50%) contra la que depositan en sus empleadores (38 por ciento). Las personas que pertenecen a la Generación X son las que menos confían entre las generaciones incluidas en el análisis, mientras que los Baby Boomers son los que más confían en su empleador, jefe y compañeros de trabajo.

La encuesta de la consultoría EY también considera las razones por las que las personas confían o no en sus jefes y empleadores. Entre las más importantes se encuentran: cumplir con sus promesas (67%); proveer seguridad laboral (64%); otorgar una compensación justa y buenas prestaciones (63%) y comunicarse abierta y transparentemente (59 por ciento).

La autogestión y la flexibilidad con respecto a los espacios y horarios de trabajo son de las razones más importantes que los empleados mencionan para confiar en su empleador o jefe. Además, dos de cada cinco personas encuestadas dijeron que un aspecto determinante para confiar en la empresa en la que uno trabaja es tener un ambiente de diversidad .

En sentido contrario, uno de cada seis entrevistados respondió que prácticamente no confía en su empleador. Entre quienes dijeron que no confían en su empleador, las razones más importantes fueron: la compensación del empleador no es justa (53%); no provee a los empleados con igualdad de oportunidades de un aumento salario y un ascenso laboral" (48%); falta de liderazgo (46%); demasiada rotación de los empleados (43%) y no promueve un ambiente laboral de colaboración (43 por ciento).

A nivel mundial, una tercera parte de los encuestados no espera recibir un aumento o un ascenso este año. Alemania (54%), Japón (51%), Reino Unido (44%) y Estados Unidos (38%), todos países entre las economías más importantes a nivel mundial, son aquellas naciones en las que las personas tienen una menor esperanza de recibir un aumento.

De igual forma, sólo un tercio de los trabajadores entrevistados a nivel mundial mencionó que tenía una gran confianza en que no habría consecuencias en sus carreras si se tomaban tiempo para cuidar a sus hijos o a los adultos mayores de su familia y menos de dos de cada cinco personas tiene confianza en que se le otorgará una licencia postnatal parental.

NOTICIA: Ven oportunidades laborales en el sector energético con reforma

Diferencias entre hombres y mujeres

La consultoría EY también registró las diferencias que existen entre hombres y mujeres con respecto a la confianza que depositan en su empleador o jefe. A nivel mundial, la diferencia más grande entre hombres y mujeres acerca de las razones para confiar en su empleador recae en proveer igualdad de oportunidades de un aumento de sueldo y de un ascenso (61% para mujeres y 52% para hombres) y tener un ambiente más diverso (42% para las mujeres y 33% para los hombres). En Estados Unidos, la brecha de género es más amplia dentro de las razones para confiar en un empleador. Proveer igualdad de oportunidades de pago y ascenso registró una diferencia de 24 puntos entre los hombres y las mujeres, mientras que a nivel mundial la diferencia es de sólo 9 puntos.

Las personas encuestadas a nivel mundial con un bajo nivel de confianza hacia su compañía dijeron que esto es la principal causa de que probablemente quieran cambiar de trabajo (42%); trabajar sólo el mínimo de horas requerido (30%) y ser menos comprometido y productivo (28 por ciento). Las mujeres son las que más toman este tipo de decisiones si no sienten confianza hacia su empleador: buscar un empleo es la que registra la mayor diferencia (44% para las mujeres, 40% para los hombres) y trabajar sólo el mínimo de horas requerido (33% para las mujeres y 27% para los hombres). Excepto en la India (17% para los hombres y 11% para las mujeres), son las mujeres las que menos esperan recibir un aumento o un ascenso. La diferencia más grande la registra el Reino Unido, con 50% de las mujeres que no espera recibir un aumento o ascenso laborales contra 39% de los hombres.

NOTICIA: EPN destaca generación de empleos

Generación Z

La investigación de la consultoría EY incluye un apartado para la Generación Z. Dos tercios de las personas entrevistadas que pertenecen a esta generación respondió que la igualdad de oportunidades de promoción, pago y aprendizaje es la razón más importante para confiar en un empleador.

Algunos otros factores importantes para la Generación Z son otorgar una compensación justa y buenas prestaciones , con 64%; estabilidad laboral , con 62%, y motivar la autogestión de las responsabilidades laborales ofreciéndome flexibilidad con respecto al lugar y el tiempo de trabajo (52 por ciento). Casi cuatro de cada 10 personas entrevistadas que forman parte de la Generación Z piensan que trabajar en un ambiente diverso es muy importante (44 por ciento).

Uno de los datos más relevantes, por lo menos para los miembros de la Generación Z en Estados Unidos, es que la experiencia laboral de sus padres tuvo o tiene una influencia negativa en su nivel de confianza hacia sus futuros empleadores.

Para finalizar, el estudio de la consultoría EY advierte una serie de datos relevantes para los miembros de la Generación Z. A nivel mundial, las jóvenes que pertenecen a ésta confían más en su madre (58%) con respecto a la toma de decisiones para conseguir un empleo de tiempo completo, mientras que 53% confía más en su padre. En este sentido, son las madres quienes tienen más influencia sobre los jóvenes de la Generación Z en prácticamente todo el mundo, a excepción de Japón, donde este papel lo ocupan los padres.

NOTICIA: Se desacelera creación de empleo en EU

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx