Después de los sismos del 7 y 19 de septiembre que afectaron a miles de mexicanos, muchos ciudadanos se han acercado a instituciones de seguros para contratar un producto que se adecue a su bolsillo con el fin de proteger a sus seres queridos y su patrimonio.

Sin embargo, a pesar de estas situaciones la falta de cultura financiera ha hecho que la penetración de este tipo de productos no sea la óptima, estiman los especialistas; además, confirman que de existir una mayor educación en estos temas, los costos de este tipo de productos podrán bajar y ser accesibles para más personas.

“En la medida en que logremos hacer penetración y se venda más este seguro es en la medida en que los costos se van a abaratar, básicamente sólo 5% de la vivienda está asegurada fuera de los seguros de créditos hipotecarios (...) Si bien no hemos desarrollado la cultura, ni hemos podido difundir el alcance, los beneficios y lo que representa este tipo de producto creo que es buen momento para hacerlo y crecer en el acceso de estos seguros”, comentó Luis Quintana, director de siniestros de INTERprotección, grupo mexicano de empresas expertas en corretaje de seguros, reaseguro y fianzas.

Asimismo, indicó que México se encuentra por arriba del mercado internacional respecto a los costos, pero reconoció que sólo es un poco y el precio no está fuera del alcance de toda la población. “Queremos hacer llegar la cultura financiera a todo México que vean los beneficios de estos productos y que se den cuenta que es alcanzable; creo que hay muchas instituciones que ofrecen un seguro que se adecua a las finanzas personales de cada quien”, refirió el directivo.

Además, indicó que los seguros para casa habitación cubren el patrimonio de las personas contra ciertos riesgos, los más tradicionales son incendio, rayos, explosión, fenómenos hidrometeorológicos, terremotos, erupciones volcánicas, robo y algunas responsabilidades civiles.

Por otro lado, para Miguel Iván Hernández Arias, mánager directo de producto en ComparaGuru.com, existen tres cosas muy importantes que debe conocer antes de contratar un seguro para casa habitación.

“La primera es el valor del inmueble, para estos casos existe una cobertura conocida como incendios, que no tiene nada que ver con fuego, se refiere literalmente al techo, piso y muros de su propiedad. Obviamente no contempla acabados o cristales. La segunda que también es muy importante es el tema de valor de contenidos; es decir, que se asegure todo lo que está dentro del inmueble (electrodomésticos, muebles e incluso dinero en efectivo). Por último y muy importante sobre todo por lo que acabamos de vivir es tema de riesgos hidrometeorológicos y terremotos”, comentó.

La comparadora de servicios financieros se ha percatado de que existen instituciones de seguros que para dar un mejor costo quitan la póliza de terremotos. Por lo tanto, ambos especialistas recomiendan a la ciudadanía acercarse a un asesor para que entre ambos se pongan sobre la mesa las necesidades de cobertura y de esta manera decantarse por la mejor forma de cubrir sus bienes y patrimonio.

QUÉ FACTORES ELEVAN COSTOS

Los expertos coinciden en que existen factores que modifican el costo de cualquier tipo de seguro y que debe tomar en cuenta para evitar sorpresas si el costo es diferente al que vio anunciado.

Uno de los principales, según el director de siniestros de INTERprotección, es el riego al que está expuesta su propiedad. El costo puede cambiar dependiendo de la zona sísmica en la que habita y si tiene algún volcán cerca.

Asimismo, explicó que el tipo de casa también puede influir en la prima anual; es decir, si vive en una vivienda horizontal, el precio puede ser diferente a si viviera en un departamento en el último piso.

“El promedio que traemos nosotros del precio (cambia muchísimo por lo ya comentado) es: por cada millón de pesos que valga tu inmueble estará pagando una prima anual promedio entre 8,000 a 10,000 pesos en una cobertura amplia”, comentó Miguel Iván Hernández Arias.