Ocho meses les llevó a Paola y a Ricardo planear su boda. El tiempo de preparación ideal -según los especialistas- para comparar precios, negociar con proveedores y elegir las mejores opciones para que la celebración cumpla con la expectativas. Ellos se casaron en una iglesia al sur de la ciudad de México un sábado de agosto del 2012 y la recepción se hizo en el jardín del Lienzo Charro. Los asistentes no serían más de 150, pero la lista de invitados creció hasta llegar a los 230. Para ahorrar nos ayudó mucho ir a las expos. Por ejemplo, mi vestido nos costó 10,000 pesos menos comparado con el precio de un vestido con características parecidas en una tienda , comentó Paola. Si una boda también está entre sus planes, los wedding planners le dan algunos consejos para hacer rendir su dinero.

Concilie su corazón y su cartera

A continuación, se muestran algunos consejos que ofrecen los especialistas en organización de bodas para generar ahorros.

1.- Priorizar. No elija el paquete más caro de todo desde el principio. Lo prioritario es el lugar de la recepción, la comida y el entretenimiento. Si el presupuesto le alcanza después para mejorar los servicios contratados de decoración, foto, video, etcétera, entonces podrá hacerlo sin comprometer el pago de otros rubros.

2.- El presupuesto del lugar. Leila Perdomo, wedding planner, sugiere destinar como máximo 20% del presupuesto en la renta el lugar, de lo contrario es más probable que se exceda el presupuesto.

3.- La comida. Expertos afirman que en la comida es difícil ahorrar porque arriesga la buena experiencia de los invitados. La comida tiene que ser buena, pero no tiene que ser extravagante. Al final, las personas olvidan lo que comieron, pero recuerdan si estuvo o no divertida , dijo Perdomo.

4.- Música. Un DJ es más barato que un grupo porque requieren menos equipo. Los hay desde 5,000 hasta 120,000 pesos sin haber mucha diferencia en la calidad del servicio, por eso es importante escuchar por lo menos dos antes de contratar, comentó Salomón Corona, wedding planner de la empresa Fusión MX.

5.- Bebidas. Los especialistas indican que se debe considerar contratar una barra libre. Muchas veces las parejas deben comprar alcohol de más porque no saben cuánto se va a consumir. Para evitar esto, puede contratar este servicio cuyo precio oscila entre 70 y 120 pesos por persona, expuso Salomón Corona.

6.- Brindis. Para brindar, muchos prefieren el vio espumoso; sin embargo, los expertos recomiendan que la gente brinde con lo que tiene en la mano. Parece una cosa simple, pero alrededor de 70% de las copas que se sirven se va a la basura porque las personas siguen con lo que estaban tomando , afirmó Leila.

7.- La decoración. Elegir flores de temporada es la opción recomendada porque pueden tener costos más accesibles y durar más tiempo.

Los arreglos también pueden sustituirse por velas que son más económicas, sugirió Elizabeth Reyes, coordinadora de eventos para Feeling Banquetes.

8.- Ausentismo. Considere un porcentaje de inasistencia de entre 5 y 10% de los invitados cuando es una boda en la misma ciudad. Si es en otro destino, es más alto: entre 25 y 30%, dijo la especialista.

9.- Pastel. Muchas personas no comen pastel. Para evitar desperdiciarlo, compre uno para menor número de personas. Paola y Ricardo, por ejemplo, adquirieron uno para 180 personas para una boda de 230 personas.

10.- Invitaciones. El costo aproximado para una boda de 200 personas es de 5,000 pesos, pero es dinero que puede destinarse a otra cosa. Se pueden enviar invitaciones en papel a los más cercanos y al resto enviarse por correo electrónico con un video de los novios, que puede ser muy divertido, ejemplificó Corona.

11.- Vestido. En las expos, la mayoría de las casas lleva vestidos que están saliendo de temporada, por lo que pueden tener descuentos de hasta 50 por ciento.

12.- Casarse en sábado es más caro. Perdomo afirmó que casarse en viernes o en domingo puede reducir el costo del lugar hasta 15 por ciento. Si elige un viernes, trate de que tenga un lugar para hacer la ceremonia.

13.- Las bodas salen más caras en diciembre porque hay mucha demanda de lugares y de servicios de todo tipo para realizar los eventos de fin de año. Entonces es muy difícil negociar descuentos aunque se reserve con anticipación.