Año nuevo, ¿vista nueva? Si uno de sus propósitos para el 2013 es quitarse los lentes, conozca cuánto puede costarle, conviértalo en una meta de ahorro y considere algunos factores importantes para hacer la mejor inversión.

Hacerlo podría significar ahorros en el mediano plazo ya que reducirá su gasto en la compra de anteojos cuando éstos se rayan, se rompen o se pierden.

La cirugía refractiva en un procedimiento láser que elimina la dependencia a los lentes por miopía, astigmatismo e hipermetropía. El procedimiento es indoloro, dura menos de cinco minutos por ojo y la recuperación dura un par de semanas, explicó Marina De Carcer Quintanar, gerente general de PM Láser.

El costo del procedimiento y las modalidades de pago varían según la clínica. Según un sondeo realizado por El Economista, el precio del procedimiento puede ir de 12,000 hasta los 20,000 pesos.

Cada clínica ofrece distintas modalidades de pago: algunas aceptan tarjeta de crédito con promociones a meses sin intereses, otras frecen planes de pagos hasta tres años o incluso podría aplicar su seguro de gastos médicos.

Nosotros tenemos convenio con varias aseguradoras. Generalmente las compañías piden por lo menos cinco dioptrías para pagar la cirugía , dijo Brenda Palomar, coordinadora general de Optiklaser.

También debe considerar el costo de las consultas que son alrededor de cuatro desde su visita inicial hasta las postoperatorias.

Antes de realizar la cirugía, es necesario hacer algunos estudios para determinar si usted es o no candidato.

El primero es la topografía de córnea, a través de la cual se conocerán las irregularidades que el cirujano debe corregir con el láser.

También se deberá practicar una paquimetría, que es un estudio que mide el espesor de la córnea, así como un estudio de refracción con el que se evalúa la graduación del paciente.

Expertos calculan que el costo de los estudios preoperatorios se encuentra en un rango de 500 a 700 pesos, dependiendo del lugar donde se realicen los estudios, aunque hay algunas clínicas que realizan estos estudios de forma gratuita, como PM Láser.

Jaime Ferrer Burges, médico cirujano de Optiklaser, explicó que actualmente existen dos tipos de procedimientos: lasik y lasek. El segundo es utilizado para las córneas más delgadas que no son candidatas para un procedimieto lasik, aunque la recuperación del paciente puede ser un poco más lenta.

Es importante que consulte en distintas clínicas y pida opinión sobre cuál es el procedimiento ideal para usted según su estado médico o grosor de su córnea.

Por ejemplo, personas embarazadas o lactancia pueden no ser buenos candidatos para el método lasik.

¿PUEDO PERDER DE AGUDEZA VISUAL CON EL PASO DEL TIEMPO?

Según la experiencia de Ferrer Burges, alrededor de 97% de los pacientes logra una capacidad visual de 100% después de la cirugía.

Sin embargo, la operación quita la graduación que el paciente tiene en este momento, pero podría requerir aumento en el futuro , advirtió.

Para reducir el riesgo de que eso ocurra, lo ideal es que el paciente haya estado, por lo menos en el último año, con un nivel de visión estable. Si el paciente no lo ha estado, la probabilidad de que requiera otra cirugía en el futuro o que regrese al uso de los lentes aumenta.

Además, la calidad visual también dependerá de la cicatrización.

Según la FDA de Estados Unidos, algunos pacientes podrían experimentar ojos secos, lo que también podría afectar la calidad visual. Aunque los efectos secundarios aún están en investigación.

Ferrer gregó que en caso de que la persona llegara a necesitar un retoque en el futuro, podría hacerse siempre y cuando el grosor de su córnea lo permita.

José Dalma, oftalmólogo especialista en retina del Centro de Oftalmólogos Dalma y Asociados, coincidió en que el procedimiento es sencillo y de una rápida recuperación, pero no deja de ser un procedimiento quirúrgico que debe tomarse con seriedad, por lo que es importante acudir a un médico con experiencia y condiciones de higiene adecuedas .

Cinco claves para elegir mejor

Una operación de ojos, más que un gasto se convierte en una inversión siempre y cuando se tome una decisión informada. Tome en cuenta los siguientes puntos para elegir.

  1. Es importante que el doctor tenga por lo menos cinco años de experiencia realizando este procedimiento. Eso reduce la probabilidad de complicaciones.
  2. Muchas veces la mejor fuente de recomendación es la de un amigo que haya tenido una buena experiencia con un doctor. El trato del personal y la confianza son muy importantes.
  3. El equipo laser necesita unas condiciones específicas de temperatura y humedad. Por eso, los resultados son menos predecibles si se hace en un centro comercial que en una clínica.
  4. Una clínica que maneje ambas tecnologías (lasik y lasek) podrá darle una opinión más objetiva sobre el procedimiento ideal para usted según el grosor de su córnea. A diferencia de un lugar que maneje sólo una técnica.
  5. Lo ideal es tener un doctor que esté disponible siempre para resolver dudas o para apoyarlo en caso de que ocurriera alguna complicación durante la recuperación.

[email protected]