El problema de las inundaciones en la Zona Metropolitana de Querétaro (ZMQ) puede ser resuelto, pero entraña dificultades sociales y económicas, principalmente porque un alto número de los vasos reguladores se encuentran en propiedad privada y en algunos casos son predios que están en proceso de compra-venta.

Esta situación es uno de los análisis y explicaciones que incluirá el Plan Maestro Pluvial, anticipó el director de Vinculación Tecnológica y Proyectos Especiales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Eusebio Ventura Ramos.

Expuso que el hecho de que los vasos reguladores estén en propiedad privada hace que incluso los desarrolladores tengan más una visión de obtener ingresos económicos que contribuir a la solución de este problema .

En algunos casos, explicó, se detectó que están en venta terrenos donde se localizan bordos que representan una gran importancia para la regulación de las precipitaciones.

Tenemos ejemplos específicos donde, incluso, ya hay ofertas de lotes dentro de los vasos de regulación, eso es muy crítico , declaró el catedrático.

Por tanto, planteó que es prioritario identificar a los propietarios de bordos y presas, a fin de conocer de quién es la responsabilidad de operar estos causes.

Zonas críticas

Dentro del estudio y actualización del plan pluvial -que efectúan académicos de la UAQ- se han identificado zonas críticas que se encuentran dispersas.

Dentro de las áreas de conflicto se analiza el surgimiento de nuevos desarrollos inmobiliarios y las situaciones que contraerían, entre ellos Ciudad Maderas y la zona de Plaza Antea, en Juriquilla.

Entre los resultados, se observó que los drenes de Jurica están incapacitados para conducir el agua.

viviana.estrella@eleconomista.mx