El proyecto de Tren Maya lleva más de dos años de trabajo “con bajo perfil” y ha sumado diversos asesores nacionales e internacional, entre ellos el grupo español Renfe, por lo que es posible que el próximo mes se publiquen las primeras licitaciones para elaborar los estudios de preinversión requeridos, aseguró el próximo director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

Por la magnitud de la infraestructura, que implica unos 150,000 millones de pesos, se ha planeado sacar a concurso siete paquetes de obra civil y otro para elegir al operador (que podría incluir el material rodante y servicios relacionados), que también tendrá la tarea de certificar que las cosas se hayan hecho de acuerdo con los programas de trabajo.

“Es lo que nos han sugerido. No queremos que pase lo de la Línea 12 del Metro. México tiene muchos antecedentes de lo que no se debe hacer en obra pública. Esperamos no cometer los mismos errores. Tendremos nuevos errores (...) La vamos a regar, pues sí. Nadie es infalible, pero serán con otras situaciones y no deliberados”, comentó.

La posibilidad de que el próximo gobierno inicie desde los primeros días de su gestión las licitaciones se debe a que ya fueron solicitados recursos presupuestales para el próximo año (120 millones de pesos), a diferencia de la actual administración, que anunció el regreso de tres trenes de pasajeros a México, pero los procesos iniciaron un par de años después y solamente uno se podrá concluir (México-Toluca), con retraso.

Durante su participación en la Expo Negocios Inmobiliarios, Jiménez Pons señaló que el turismo va a jugar un papel determinante en el futuro de la economía del país y que el proyecto Tren Maya ha sido elaborado con un horizonte de planeación de 100 años y de desarrollo regional (con ordenamiento territorial), por lo que no está a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Sobre el financiamiento, recordó que el gobierno mantendrá la rectoría del tren con 57% y el resto estará en manos del sector privado, lo que incluye desarrollos comerciales en las estaciones. Además, la Fibra Maya que se planea emitir con proyectos turísticos ubicados en terrenos (ya no se venderán lotes como se había hecho) que cuenta Fonatur en el país está a cargo del empresario Adolfo González Olhovich.

“Buscaremos que el mercado sea quien palomee los proyectos para garantizar la inversión”, explicó.

Se apostará por la transparencia

Para acompañar todos los procesos de licitación, con miras a inaugurar el tren en el 2022, el arquitecto ya está en comunicación con la designada secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, porque “habrá transparencia total”.

“Está claro el combate a la corrupción, los procesos serán transparentes y austeros, no habrá despliegues de grandes obras y lo haremos bien. Será una obra razonable a pesar de su enorme dimensión”, explicó el próximo funcionario.

Por lo pronto, ya están trabajando en la elaboración de los términos de referencia de los concursos.

Al ser cuestionado acerca de la capacidad para elaborarlos si estarán iniciando la gestión, dijo que eso no es problema porque se ha trabajado con anticipación.

Incluso, bromeó: “Al nopal lo buscan cuando tiene tunas. Tenemos muchos asesores, con buen nivel, llevamos varios meses con gente del más alto nivel nacional e internacional”.

En el mismo sentido del humor se refirió ante la pregunta de dónde se sustentará la fuente de pago del Tren Maya. “Buscaremos corcholatas (...) La verdad es que hay distintas fuentes. El tren no se paga con pasaje, los sabemos. Hay más de 10,000 millones de pesos anuales que se gastan por fletes de combustibles en la región, ése es un dato que no se comenta. Además, en las vías habrá diferentes carros, unos de lujo, otros tipo Metro, con gente paradita, o de carga”.

A lo anterior se suma que Fonatur ya solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público recursos presupuestales por 180 millones de pesos que destinará el 2019 a la realización de los estudios de preinversión para construir la vía ferroviaria, así como los polos de desarrollo que habrá en su recorrido.

Consulta ciudadana, en enero

PPEF 2019 considerará $6,000 millones para Tren Maya

Rogelio Jiménez Pons, próximo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, informó que el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2019 (PPEF) contemplará recursos por 6,000 millones de pesos, para la construcción del Tren Maya.

Jiménez Pons acudió a una reunión de los futuros integrantes del gabinete federal, con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Aseveró que la consulta ciudadana para decidir la construcción del Tren Maya, será similar a la que se realizó sobre el nuevo aeropuerto, y se llevará a cabo en enero.

Detalló que la consulta se podría realizar a finales del primer mes del próximo año, para que tenga una buena divulgación, y un presupuesto superior a la del aeropuerto.

“La consulta del Tren Maya espero que se lleve a cabo a finales de enero, para que nos dé tiempo de divulgarla, hemos tenido reuniones con comunidades en la zona, yo estuve en Calakmul; estamos teniendo consultas, se está trabajando, pero ahora hay que divulgarlo a nivel general”, detalló el próximo titular de Fonatur.

“Yo creo que va a ser una consulta semejante, no así exactamente la misma, yo creo que todo irá tendiendo a mejorarse, va a establecerse una nueva fórmula”, comentó Rogelio Jiménez.

En tanto, el próximo lunes, Andrés Manuel López Obrador acudirá a Mérida, Yucatán, donde se reunirá con los gobernadores de Tabasco, Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Yucatán, para revisar los avances de este proyecto que recorrerá estas entidades.

(Con información de Jorge Monroy)

[email protected]